• Ariel Román

A 13 años del triunfo de González sobre Federer en el Masters




Un 12 de noviembre, pero del año 2007, veía frente a frente por undécima ocasión a Fernando González con Roger Federer. Desde 2004 que se venían enfrentando, siempre con el suizo como número uno del mundo, y siempre con victorias para el helvético. Sin embargo, la historia en el Torneo de Maestros de Shanghai sería diferente.


El sorteo había colocado a González, 7 del mundo en ese entonces, en un "Grupo de la Muerte", junto a Federer, Andy Roddick y Nikolay Davydenko. Y el debut era el más difícil posible, enfrentando al indiscutido número uno del mundo, que apenas había perdido nueve partidos en el año y alcanzado tres títulos de Grand Slam.


Federer había vencido al "Bombardero" en los diez duelos previos, y los tres últimos enfrentamientos habían sido en finales (Masters Series de Madrid 2006, Basilea 2006 y Australian Open 2007).


El duelo arrancó cuesta arriba para González, siendo quebrado de entrada ante un Federer que no daba ninguna oportunidad para recuperarse. De esta manera, la primera manga se fue rápidamente para el suizo por 6-3.


Durante el segundo capítulo, el oriundo de La Reina comenzó a conectar winners y sirvió de gran manera para asegurarse al menos el tiebreak. En el desempate, el nacional mostró su mejor tenis para irse al cambio de lado 6-0 arriba, y cerrando el capítulo en su segundo set point.


La definición vio a ambos disponer de varios puntos de quiebre en un principio, pero tanto Federer como González negaban dichas oportunidades de una forma impecable, en un partido que en cada momento que uno de los dos apretaba el acelerador en algún rally, arrancaba gritos de asombro de parte del público. El décimo juego vio al chileno cerrar un game al saque con muchísimas dudas, pasando de estar 40-0 a deuce con tres errores no forzados, pero las disipó con unos derechazos de antología que le permitieron quebrar por única vez en el partido, colocándose 6-5 arriba y sacando por el encuentro.


Parecía que Feña cerraría de manera cómoda el duelo, quedando con triple match point a favor. Sin embargo, una doble falta instaló una cuota de nervios. Un derecho cruzado de Federer que se fue largo y ancho hizo que González levantara los brazos, para sellar su primer y único triunfo sobre Roger Federer por 3-6 7-6(1) y 7-5 en un electrizante partido. "Nadie me gana once veces seguidas" - diría, medio en broma y medio en serio, después de su victoria.




© 2020 SÉPTIMO GAME.