A romper la tendencia: Chile irá por su segundo triunfo copero fuera de América en 54 años




La tarde del 2 de febrero de 2019 en Salzburgo fue histórica. No solo por la remontada que consiguieron Cristian Garin y Nicolás Jarry frente a Austria, para la clasificación a la edición inaugural de las Finales de Copa Davis, sino que también porque fue el primer triunfo nacional en Europa en más de 50 años. Es más, bajo el formato clásico de Grupo Mundial, con series de cinco puntos a cinco sets en tres días, nunca se ganó fuera de América. Frente a Eslovaquia en Bratislava, Chile buscará romper con aquella tendencia.


De aquella victoria ante un equipo austriaco sin su principal figura, Dominic Thiem, permanecen en el equipo Garin, Jarry y Tomás Barrios, quien disputó el punto de dobles. Los tres, con situaciones muy diferentes a las que arribaron a la tierra de Mozart. Garin, quien selló el 3-2 definitivo como segundo singlista, es el número uno indiscutido de Chile, y el único Top 100 de la serie en individuales, en el puesto 17.


Jarry, por su parte, vio cortada su carrera tras la sanción por doping. Luego de la serie en Austria, perdió gran parte de sus puntos, y pese a que llegó al mejor ranking de su carrera en julio al conseguir su primer título ATP, finalizó cerca del puesto 70. Tras su suspensión, debió partir de cero, y actualmente es la cuarta raqueta nacional, bordeando el Top 200.


Finalmente, Barrios, que apareció como la grata sorpresa de aquella confrontación, realizando un excelente papel en el dobles, atraviesa el mejor momento de su carrera, estando muy cercano a los 150 primeros del ranking, siendo el dos de Chile en la actualidad.


Otro que también vivió muchos cambios fue Nicolás Massú, el capitán del elenco nacional, que durante esa misma semana, se unió al equipo de Dominic Thiem, el gran ausente de la serie, ganando el Masters 1000 de Indian Wells un mes después de su llegada. Junto con el austriaco, han llegado a tres finales de Grand Slam, ganando una de ellas en el US Open 2020. Gracias a ese trabajo, el 'Vampiro' es considerado como uno de los mejores entrenadores del circuito en la actualidad. Massú incluso debió dividir sus roles entre el coach de Thiem en las ATP Finals de Londres, y preparar a Chile en la Caja Mágica de Madrid, a fines de 2019.


Previo al triunfo en Salzburgo, la última victoria fuera del continente americano fue frente a Grecia en Atenas, en mayo de 1967. Posteriormente, Chile se enfrentó a la Unión Soviética ese mismo 1967, a Suecia en 1975, Australia en 1982, Rumania y Gran Bretaña en 1983, Italia en 1985 y 2012, India en 1997, Zimbabwe en 1999, Eslovaquia en 2001, Rusia en 2005, Israel en 2007 y Croacia en 2009. Todas derrotas, y solo en las confrontaciones frente a Suecia e Italia, el local optó por arcilla. A este registro, se suman las caídas posteriores a esa victoria frente a Austria: En las Finales de Madrid ante Argentina y Alemania, y en los Qualifiers de 2020 en Estocolmo ante Suecia.


Lo logrado por los dirigidos por Nicolás Massú en 2019, cobra aún más notoriedad, dado que el propio viñamarino como jugador, junto a Fernando González y Marcelo Ríos, sumado a otros grandes como Jaime Fillol, Patricio Cornejo, Hans Gildemeister y Ricardo Acuña, no pudieron triunfar fuera de América.


Este fin de semana en Bratislava, Garin, Jarry, Barrios, Alejandro Tabilo y Matías Soto, podrían incluso hacer más historia: La última ocasión en la que Chile ganó fuera del continente, en una superficie que no fuera arcilla fue en 1960 en Israel, en cancha dura. Otras dos victorias en pasto precedieron a aquella victoria: En Irlanda y frente a Egipto en Birmingham, Inglaterra, en el año 1949.


Foto: Roman Benický

666 vistas0 comentarios