Covid-19: Las principales figuras del tenis no ven con muy buenos ojos el proceso de inoculación


La pandemia del Covid-19 sigue más vigente que nunca y la lucha mundial por detener su propagación sigue constante. Los procesos de vacunación en cada país son diferentes y las posturas de sus habitantes hacia esta también lo son. Es por eso que algunas de las figuras del tenis entregaron su visión sobre una posible vacunación.


El periodista Ben Rothenberg publicó vía twitter (hilo) las respuestas que le dieron los jugadores al entrevistarse con él, destacó que ninguno de ellos se mostró entusiasmado por inocularse. Respondieron: Elina Stivolina, Andrey Rublev, Aryna Sabalenka, Diego Schwartzman, Naomi Osaka, entre otros.


“Las actitudes hacia las vacunas contra el coronavirus entre los cincos jugadores a los que le pregunté hoy estaban en el espectro dudoso/vacilante/anti”.


Ni un solo jugador expresó su entusiasmo por recibir una vacuna, por decirlo suavemente. Esas actitudes son algo con lo que los tours deberán lidiar, y rápidamente”.


La ucraniana Elina Svitolina (5°) respondió a la interrogante diciendo que: “Estaba pensando en vacunarme, pero algunos de mis amigos me dijeron que esperara un poco más para ver cómo va, porque obviamente ha habido algunos casos con efectos secundarios”.


Para ser honesta, no lo sé. Sé que hubo una posibilidad para mí de tener una en un par de semanas, pero, sí, lo pensaré”, indicó.


“Pero también, tú sabes, en el otro lado, en verdad no ayudará en muchos sentidos porque tienes que hacer cuarentena de todos modos, porque la ATP y la WTA te obligan a hacer cuarentena, como 24 horas tan pronto como la recibas. Bueno, reducirás tus síntomas si te contagias, pero aún hay una posibilidad de poder contagiarte”, explica Svitolina.


“Así que, por ahora casi no tiene sentido hacer algo que ha sido testeado por un período de tiempo tan corto. Para mí, probablemente esperaré por ahora”, finalizó.


El ruso, Andrey Rublev (8°), tampoco se mostró muy positivo respecto a vacunarse:


Para ser honesto, para mí no. Creo que algunos jugadores ya lo hicieron, no sé quiénes, quizás me equivoco, no lo sé”.


“Quiero decir, depende. Sé que por ahora no te da ningún privilegio, todavía tienes que estar en la burbuja. Sigues, pienso, que tienes que –no sé cómo es con los viajes- seguir en la burbuja, entonces no te da ningún privilegio”.


Yo, si me preguntas si puedo escoger y puedo tener una opción de no vacunarme, no lo haré”.


Periodista: ¿Por qué no? ¿Por qué no la querrías?


“No lo sé, no hay una razón, solo… no lo sé. Solo por los sentimientos, porque no me vacuno desde que soy un niño, entonces, no lo sé”.


“Nunca le ponen a nadie… Me siento bien de esta forma. Nunca tuve problemas con mi salud, así que veremos, si tengo opción de no hacerlo, prefiero no hacerlo”, sentenció la segunda raqueta rusa.


Por parte de la bielorrusa, Aryna Sabalenka (8°), al ser consultada, responde que: “Es una difícil pregunta. Hasta ahora, realmente no confío en ella (vacuna). Es duro de decir, pero realmente no la quiero en mí todavía, de hecho, no quiero que mi familia lo haga”.


“No lo sé, pensaré en ello, quiero decir, si tendré que hacerlo, entonces por supuesto que lo hago, porque nuestra vida es una vida de viaje y pienso que somos los que deberían hacerlo, pero veré (...)".


Periodista: ¿Por qué no confías en ella? ¿De dónde viene es falta de confianza?


“No lo sé, acaban de hacerla. No sé, muy rápido y no hay suficiente tiempo para testearla y ver qué puede pasar”.


“Entonces, pienso que no es tiempo suficiente para hacer la buena (vacuna), no lo sé. Quiero decir, quizás no es bueno decirlo, pero por ahora no quiero hacerlo, veremos qué pasa”.


Por una parte, la postura de desconfianza de los jugadores se entiende ya que la vacuna fue desarrollada en tiempo record, cuando normalmente una vacuna demora varios años en los procesos de exploración, pre-clínica, ensayos, aprobación, etc. Sin embargo, la necesidad urgente de obtener una vacuna, motivó a hacer posible este hito, donde actualmente son 13 las vacunas que ya han sido aprobadas en al menos un país para la inmunización. Por otro lado, los tenistas como figuras públicas, tienen una gran responsabilidad a la hora de influir en el pensamiento colectivo, sobre todo en esta materia tan delicada que afecta a todos, por ello, resulta muy importante la postura que tomen frente a temáticas como esta.


En cuanto a la visión del argentino Diego Schwartzman (9°) respecto a vacunarse, respondió a Ben Rothenberg: “No es una prioridad para mí, porque estamos teniendo muchos problemas, sabes, para tener la vacuna en Argentina. Obviamente estamos aquí en América (Estados Unidos) y América tiene muchas oportunidades con la vacuna para mucha gente, pero no estoy pensando en tenerla”.


“Quiero decir, si tengo la oportunidad en el futuro, pienso que voy a ayudar a mi familia en el futuro a obtener una, pero en verdad no amo la vacuna, tú sabes, nunca, nunca. No es tradición en mi familia vacunarse”.


“Entonces, pienso que todos la van a obtener si tenemos la oportunidad en el futuro, pero no todavía. Argentina no, sabes, está teniendo problemas ahora mismo. Está cerrando de nuevo muchas muchas cosas. Personas de afuera no pueden ir, es un momento muy difícil, pero ahora es un largo camino hacia Europa para mí, muchos torneos, así que no voy a volver”.


Sus palabras causaron revuelo a través de las redes sociales, por ello, Diego publicó en su cuenta de twitter que debido a su inglés pudo haberse malinterpretado lo que en verdad quiso decir, replicando:


En el hilo publicado por Ben Rothenberg, cuenta también que Naomi Osaka (2°) y Ashleigh Barty (1°) fueron más positivas en sus respuestas:


Naomi Osaka rompió la tendencia en su prensa, mucho más receptiva a la idea de las vacunas”

Estoy pensando en conseguir una, siempre que sea elegible, supongo”.


Ash Barty también fue indirectamente más positiva sobre ellos, diciendo que su familia “hará lo que pueda para vacunarse”.


Ben Rothenberg continúa mostrando la postura de los jugadores:


“Dejo afuera a Hurbert Hurkacz, que no estaba en una sala con transcripción y enmarcó su falta de deseo de vacunarse como algo más logístico”.


No estoy planeando ponerme una vacuna. Estoy tan concentrado en la planificación de los torneos, así que no hay tiempo para hacerlo”.





DJOKOVIC Y POLÉMICO ADRIA TOUR


Desde que se comenzó a buscar la reactivación del deporte en el mundo, los protocolos para poder reanudar las competencias han recibido distintas opiniones, un momento que resultó crítico en el tenis y que mantuvo al número 1 del mundo, Novak Djokovic en el ojo del huracán, fue la organización de un campeonato que este hizo, el famoso Adria Tour, un torneo de exhibición que se dio lugar en junio del año 2020.


El serbio, que abiertamente ha dicho que no está a favor de las vacunas, al realizar este campeonato, no se tomaron las medidas básicas para poder llevarlo a cabo de forma segura: no se mantuvo la distancia mínima entre los participantes del evento (jugadores y espectadores), no hubo uso de mascarillas, ni tests para los protagonistas. Sumado a esto, las polémicas fiestas que se realizaron, siendo posibles y claros focos de contagios.



Como era de esperarse, los contagios empezaron a hacerse ver, afectando primero al búlgaro Grigor Dimitrov (16°), luego el croata Borna Coric (24°), entrenadores y preparadoresfísicos. También, se supo el caso del serbio Viktor Troicki (194°) y su mujer embarazada, luego, el mismo Djokovic y su esposa dieron positivos al test.


Finalmente, debido a estos casos el Adria Tour fue cancelado y las críticas hacia Novak, al día de hoy, continúan latentes.

© 2020 SÉPTIMO GAME.