De La Peña y la Legión Sudamericana: "El nivel de nuestro tenis es muy bueno"




Cierra el 2021 y Horacio de la Peña es un hombre feliz. A pesar de algunos contratiempos debido a la pandemia, el "Pulga" finalizó el año con el exitoso Circuito Dove Men+Care Legión Sudamericana, garantizándole oportunidades, puntos y prize money a muchísimos tenistas de la región. En conversación con Séptimo Game, el argentino radicado en Chile desde hace más de 15 años hace un balance de lo que fue esta temporada y lo que se avecina para 2022 con este tour. "Lo que más me gusta es que Europa está mirando la Legión Sudamericana", comenta con orgullo el zurdo.


Entro a Twitter y lo primero que veo es que Fernando Verdasco viene a Chile. ¿Cómo fue eso?


Fuego, ¿ah? (risas). Ya que los jugadores europeos vengan a hacer nuestra gira, y del nivel de Fernando Verdasco, que no es ningún nene, que entiende mucho del circuito, y que quiere agarrar confianza en tierra, tenemos por primera vez en la historia una gira en Sudamérica, es buenísimo. Y después me llamó y me dice: "¡Pulga, quiero un Wild Card!", Y yo: "Mira que le voy a sacar una invitación a un sudamericano, tienes que venir a romperla". Y me responde: "Voy con nueve personas". Viene con todo, con su esposa, entrenador, preparador físico, sus dos hijos, la chica que los cuida, todo.


Sabemos que la Legión fue un éxito. Pero cuéntanos cuál es tu balance del circuito.


Fue un proyecto que se empezó con mucho ímpetu, pero llegó el COVID y nos vino un miedo terrible. No podíamos ejecutar. Queríamos empezar pero la ATP no nos dejaba, y no se sabían los protocolos, que si íbamos a estar en burbuja o no, si los PCR, después la vacuna y el pase de movilidad. Lo cierto es que tuvimos un año dificilísimo, pero en un año así le dimos la oportunidad a un montón de sudamericanos para que puedan competir. Y eso se tradujo en una escalada terrible, desde el caso de Nico Jarry que ganó su primer partido de vuelta en Concepción, y pasó de cero ranking a 130 aprox, una locura. Tenemos los casos de Báez y Cerúndolo, que es estratosférico, pero también tenemos el caso de Gonzalo Lama, que estaba 600 y hoy es 320. Tabilo y Barrios que se consolidaron dentro del 150 y tienen una oportunidad importante de meterse Top 100 y tener un futuro mucho más promisorio. Y la cantidad de chiquitos, de todos los países, que lograron consolidar su ranking, mejorar su calidad de vida, y en este 2022, con 16 Challengers vamos a marcar historia. El año que viene, no van a entender nada los europeos.


Cuando uno piensa en un proyecto, el llevarlo a la práctica es lo más complicado. ¿Quién fue la primera persona a la que le dijiste esta idea y que te haya respondido, "estás loco, estás en el horno"?


Con la primer persona que lo hablé fue con mi esposa, y me dijo: "Qué buena idea". Y esa noche me quedé anotando cosas con mi agenda, y al otro día vino a almorzar el director de Dove Men+Care. Y le conté la historia, le dije "Mira, que buen producto tengo. Si financiaste a Federer para hacer un día, yo tengo un proyecto con 16 tipos que le ganaron a Federer y que van a apoyar este circuito y lo vas a tener por un año". Y me dijo "Sí. Me gustó. Todo lo que me contaste, ponlo en un Power Point y lo vamos a vender juntos". Y se lo vendimos. De ahí en adelante, a construir. Llamé a los legionarios y les comenté la idea, y que tenía un sponsor. Pero necesito que levanten la mano los que se van a comprometer, y la gran fuerza que tiene este proyecto es la unión entre todos y que estamos convencidos que esto es lo mejor que le puede pasar al tenis sudamericano. Todos los que están en el board tuvieron éxito gracias a las Copas Petrobras y Ericsson. Imagínate ese éxito ahora con 16 torneos, y 16 futuros más.


Cuando las cosas van bien, algo complicado es mejorarlo. ¿En qué aspectos crees que podríamos tener un mejor circuito para 2022?


Primero, lo positivo es que nosotros nos ayudamos entre todos los legionarios. Cada vez que hacemos un torneo, tenemos una reunión y compartimos las cosas que funcionaron, las que no funcionaron, la manera de vender, de ejecutar, de tratar a la ATP, a los jugadores, de funcionar. Y vamos armando un manual que cada vez lo vamos puliendo más, y creo que esa es la gran fortaleza. No es "Yo hago mi torneo y no comparto nada con nadie". Yo empecé con Dove Men+Care en Chile, se sumó Cachantún, Red Bull, Easy, Chevrolet, LATAM, son empresas heavy. Y acompañan toda la gira. Eso le da solvencia, seriedad. Ahora tuvimos la suerte que se sumó Yonex también.


¿Te quedas con alguna espina del 2021, con algo que no pudiste hacer?


Me hubiera gustado poder ejecutar los futuros en Chile, que no se pudo, haber podido hacer más torneos, pero siempre miro la parte llena del vaso. Estoy re contra feliz por lo que pasó, creo que el año que viene es el año donde tenemos que hacer todo perfecto para renovar por los próximos dos. Estoy sorprendido de que la gente que sabe de tenis la vio enseguida. La ATP, cuando les conté el proyecto, me dijeron "Te vamos a apoyar". Y cuando fui a Milán, al Masters Next Gen, tres años más. Son cosas importantes. Nos está apoyando el ATP Tour.


Con el viaje a Italia, ¿Cómo sentiste la percepción de los europeos respecto al proyecto? Uno esperaría que ellos lo hagan, porque tienen los recursos, pero fuiste tú, con auspiciadores de acá, armaste todo esto.


Estaban sorprendidos. No entendían cómo nosotros, que nos ven así, chiquititos, con muy poca plata, porque realmente, para nosotros es un montón, pero para ellos es un vuelto, logramos mejorar el circuito en un 54%. Cuando vieron que metimos ocho tipos más dentro del 150, dijeron: "Espera, ¿solo ejecutaron ocho torneos? ¿Y el año que viene van a ser 16?" - Sí. Ya se están preocupando. El nivel de nuestro tenis es muy bueno. La personalidad del sudamericano, la garra, la fuerza de voluntad para seguir empujando, no la tienen ellos. Y apenas tenemos competencia les empezamos a sacar una ventaja de locos.


¿Te tocó saber de la historia de algún tenista que la lucha, de 25-26 años, y que te haya dicho "Pulga, si no fuera por la Legión, estoy en el horno"?


Andrea Collarini me decía: "Si yo hubiera tenido este circuito, mi vida habría sido distinta". Jugadores que la luchan y la sufren, el mismo Gonzalo Lama, que dice: "No se puede comparar la cantidad de plata que tuve que gastar a lo que va a pasar este año". Empieza ahora en Buenos Aires y hace cuatro torneos y se va a jugar la chance a ver si lo ayudan en el ATP este año. Su año va a ser completamente distinto.


La Legión ya está establecida. Ya es un producto. Pero, ¿cuál es tu sueño, de aquí a cinco años más?


Lo cierto es que yo quiero que este producto siga creciendo y se expanda al mundo. La idea es consolidarnos y realizar el swing de Dove Men+Care no solo en los Challengers, sino que también en el ATP Tour. Hay que seguir creciendo y tener un swing en todos los ATP de Sudamérica. Después de eso, es replicarlo a nivel mundial, ya se han acercado otras federaciones que quieren replicar el modelo, pero lo que a mí me gustaría es crecer. Que nos vaya muy bien, y que en vez de hacer 36 torneos, se llegue a la idea original de 48, y poder ejecutar todo lo que tenemos en mente, seguir creciendo y hacer cosas grandes. Le estamos cambiando la vida a mucha gente. No solo a los chicos, sino que a los padres, a los entrenadores, a los preparadores físicos, a la gente que se dedica a comprar tenis, vender tenis, promocionarlo, hablar de tenis, todos vamos a tener más laburo, y yo siempre predico con el ejemplo. Tenemos que apoyarnos entre todos. Hay que hacer crecer al tenis y creo que se van a lograr cosas importantes. Ojalá que vayamos todos mejorando para poder recibir esto que se viene.


¿Hubo algún momento que por el COVID, estuvo algo complicado?


Cuando nos cancelaron en abril, me empecé a asustar. Pasaba junio, julio, agosto y no podíamos empezar. Pudimos arrancar recién en septiembre, y eso sí me asustó. Lo que me encantó, es que Dove Men+Care no se quiso bajar nunca. Estábamos todos ahí: "Chicos, hay que ejecutar. ¿Cuál es el país con menos quilombo?" (risas). Teníamos todo listo, la cuestión era empezar no más.


¿Cómo se viene la etapa en Chile en 2022?


Arrancamos en Concepción, con Fernando Verdasco como invitado de honor, y con un torneo que ya está casi todo vendido. Es joda, todavía no lo pusimos a la venta y no para de llamar la gente. Tenemos solo 400 lugares y si te digo que hay 250 personas que quieren comprar, me quedo corto. Va a ser un evento sold out, primera vez que en la Octava Región habrá un Challenger con público, así que vamos con todo. Después de Conce, tenemos el 18 de abril. Muy probablemente vamos a ir al Club Palestino de vuelta, porque tenemos la mecánica bastante bien ordenada, la gente está cómoda, tenemos canchas que cumplen con las distancias, con el hotel cerca, el estadio que ya está hecho, no hay que armar mucho. Va a ser muy lindo. Vamos a hacer cuatro Challengers en Chile. Estamos esperando la decisión de la Federación, si se suman y hacemos los Futuros de septiembre y octubre, estaría muy bueno. Pero la idea es seguir apoyando, metiéndole pilas. Puede que haya algún país que no pueda ejecutar así que traeríamos un Challenger para acá, así estamos, alerta.


¿Te llamó algún jugador top, 25 del mundo, por ahí, que te haya felicitado por todo esto?


Y mejor también (risas). Desde Ferrero, en la Next Gen, y le dice a Alcaraz, "este tipo es un genio". Los que miraban los entrenamientos de Báez y Cerúndolo decían: "Estos pibes, ¿de dónde salieron? ¡No existían!". Y solo con siete torneos metieron dos, imagínate con 16 torneos, o con cuatro años de esto. Van a salir chicos de abajo de las piedras. El Peque Schwartzman, cuando le conté la idea, me dijo: "Horacio, no me tienes que pagar nada, voy a promocionar este circuito como si fuera nuestro". Billie Jean King, no estamos hablando de cualquier persona. Ella le dedicó cinco minutos a la presentación de Dove Men+Care, agradeciendo la idea, y reforzando la importancia que tiene esto para el tenis mundial y el tenis femenino. Vamos bien, vamos muy bien.

258 visualizaciones0 comentarios