Filip Polasek, doblista número uno de Eslovaquia en Copa Davis: "Será una serie muy abierta"




Filip Polasek (38 años) es un jugador agradecido de las segundas oportunidades. El doblista eslovaco, que aparecerá este lunes como el número 10 del ranking mundial luego de alcanzar la semifinal del US Open junto al australiano John Peers, atravesó un duro camino antes de llegar a la élite del tenis. Siendo un jugador Top 30 y constante animador del circuito ATP en dobles, sufrió de una grave lesión en la espalda que lo forzó al retiro a los 28 años de edad en 2012. Ocho años después, jamás se imaginó conseguir lo que ha logrado tras su regreso al tour: Un título Masters 1000 en Cincinnati en 2019, y el Australian Open esta temporada. Polasek, quien aparece como fijo en el dobles para enfrentar a Chile en Copa Davis este 18 de septiembre, atendió a Séptimo Game desde Nueva York para analizar lo que será esta trascendental serie.


Mucha gente desconoce que para llegar a donde estás ahora, como campeón de Grand Slam y Top Ten, estuviste años retirado por aquella lesión a la espalda. ¿Tuviste alguna motivación en específico para regresar al circuito?


Para ser sincero, no hubo una motivación. Fue como un accidente, muchas cosas sucedieron al mismo tiempo. Un amigo mío me pidió jugar interclubes en Alemania, y mientras me preparaba, Mike Bryan apareció en Bratislava para entrenar por una semana, porque su novia es eslovaca. Ahora están casados y tienen una familia. Él casi que me obligaba a volver (risas), porque decía que aún estaba pegándole bien a la pelota, y yo 'no, no, mi lesión es muy grave'. Podía pegarle estando parado en un lugar, pero no podía jugar al tenis de verdad. Una vez que empecé a jugar esa clase de partidos y entrenar de buena manera, le di otra oportunidad al tenis. Y esa oportunidad no ha sido mala (risas).


Cuando volviste al circuito, empezaste de cero, pero ganaste varios torneos Challenger al hilo. Estando ahí, ¿Imaginaste convertirte en un Top Ten y lograr lo que has conseguido?


Para nada. Nunca pensé que iba a lograr tantas cosas. Creí que tenía mejores opciones en mi anterior carrera, con mejores habilidades y movilidad, además que era de los más jóvenes en el circuito en ese momento. Cuando estaba volviendo, mi objetivo nunca fue volver al nivel que tenía antes. No estaba al cien por ciento saludable, y mi cuerpo nunca iba a ser el mismo que en esos años. Pero me tomaba mi tiempo, poco a poco, torneo a torneo, y mi juego estaba siendo muy bueno, y estaba muy feliz por ello. Cuando empecé a hacer dupla con Ivan Dodig en Antalya, la semana previa a Wimbledon, empezaron a darse las cosas. Después del título en Cincinnati, empecé a creer que tenía una oportunidad de incluso ganar un Grand Slam.


Ahora, pasando a la serie de Copa Davis, donde eres el doblista con mejores resultados de tu país, pero decidiste renunciar a la competición después de la serie con República Checa el año pasado. ¿Cuál fue el motivo para repensar aquella decisión, y volver para enfrentar a Chile?


Luego de la serie con República Checa, dije que no estaba contento por cómo se estaban manejando las cosas en el equipo y la Asociación. Dije que si eso no cambiaba, no iba a jugar más. Pero con el nuevo capitán empezamos a conversar, porque somos muy buenos amigos y nos respetamos el uno al otro. Discutimos eso, y encontramos una solución para que esas cosas cambiaran. Estaba feliz de poder ayudar, si todos estaban de acuerdo, y estoy contento de poder jugar. Siempre es un honor defender a mi país.


En la nómina, está Lukas Klein, con quien jugaste en los Juegos Olímpicos, derrotando a Medvedev y Karatsev, y también Igor Zelenay, con quien compartes desde hace muchos años. ¿Tienes alguna preferencia para algún compañero en la serie?


Por mi parte no tengo ninguna preferencia. El capitán es quien decide, y cualquier cosa puede pasar. Tenemos otros dos muy buenos doblistas para la serie, y si se inclina por jugar con Zelenay y Klein, los estaré apoyando desde la silla, y no tengo ningún problema con esa decisión. Siento que ninguno de nosotros tiene un cupo garantizado en el equipo, e intentaré hacer lo mejor para conseguir esa nominación. Intentaré darlo todo por el equipo. Independiente de quien juegue, ambos son grandes sacadores, les gusta atacar la bola al igual que a mí. Con Lukas, la manera en la que jugamos en Tokio fue muy clara, y con Igor, hemos jugado por muchísimo tiempo, ya sea en Copa Davis, e hicimos dupla en el circuito Challenger cuando estábamos comenzando nuestras carreras, por allá por 2007. Nos conocemos muy bien, y quienes tengan que jugar, intentaremos dar lo mejor para darle ese punto al equipo.


Con Alex Molcan jugando a un gran nivel, llegando a tercera ronda en el US Open, además de ti, que llegaste a las etapas finales en dobles, además de la localía, ¿Se consideran favoritos para ganar la serie? ¿Qué crees que tiene Chile para darles problemas?


Para mí, siento que será una serie muy abierta. Chile tiene a Garin, que es un jugador top en singles, y también en dobles, perdí contra él hace muy poco, pero también le he podido ganar. Gracias a eso, siento que nos conocemos muy bien. También conozco a Nico Massú, que trabaja con Domi Thiem. Nos enfrentamos a ellos en Beijing hace un par de años. Además que tienen a tres jugadores que están a un nivel muy parejo, como son Nico Jarry, Barrios y Tabilo. Sin embargo, tenemos a Alex (Molcan) que está teniendo un gran año, jugó contra Novak la final de Belgrado. Él, definitivamente es el jugador más peligroso. También, Gombos y Klein pueden hacer mucho daño en cancha rápida. Para mí va a ser muy parejo, y esperamos que la suerte esté de nuestro lado.


La elección de superficie fue una cancha dura. Si fueras tú quien eligiera, ¿Qué habrías hecho? ¿Qué beneficios sientes que le trae esta pista al equipo eslovaco?


Si fuera por mí, yo habría jugado en pasto (risas). Pero lamentablemente creo que no es posible hacer una cancha de pasto en Eslovaquia. Y bueno, ya estamos llegando a la etapa final de la temporada y todos estamos jugando en cancha dura. Con esta superficie, y para esta serie, siento que tenemos más opciones para nominar y ser competitivos. La decisión la tomó el capitán y su equipo, y nosotros estamos de acuerdo. Espero que haya sido una buena elección, y podamos llevarnos la serie el fin de semana.


Foto: Rhea Nall / USTA

317 vistas0 comentarios