• Ariel Román

Kokkinakis vuelve a los triunfos en Australia tras seis años




Thanasi Kokkinakis es sin dudas uno de los tenistas más desafortunados del último tiempo. Con un talento y un potencial similar o quizás mayor al de su compadre Nick Kyrgios, y a causa de las graves lesiones solo ha podido rozar el Top 70 del mundo en 2015, cuando tenía solo 19 años. Hoy, con 24 años, el australiano volvió a sonreír en el Australian Open con una victoria por 6-4 6-1 y 6-1 ante el coreano Soonwoo Kwon.


Kokkinakis, nacido en Adelaida, ha tenido un sinfin de lesiones que le han impedido escalar en el ranking. Actualmente, es el 267 del mundo, y su progreso se ha ido estancando debido a una cirugía en el hombro en 2015, lo que lo dejó fuera por un año, una fractura en la rodilla sufrida en el Masters 1000 de Monte Carlo en 2018, luego de haber derrotado a Roger Federer cuando el suizo era número uno del mundo en Miami, otra lesión en el hombro en el US Open 2019, y una mononucleosis, misma enfermedad que retiró al sueco Robin Soderling, a principios de 2020.


Luego de su victoria sobre Kwon, el australiano se quebró y lloró al sentarse en su silla. Pero la emoción lo desbordaba antes de finalizar el encuentro: "En el 5-0 (del tercer set) sentí un tremendo rugido y apoyo del público, por lo que empecé a llorar", comentó en rueda de prensa. "Hay tantas cosas que se hicieron para llegar a este punto que no mucha gente se da cuenta, con la excepción de mi equipo, mis amigos y mi familia. Definitivamente, uno se emociona".




Además de las lesiones, Kokkinakis perdió dos auspicios de indumentaria: Primero de Nike a fines de 2019, y de New Balance el año pasado. Por ello, el crédito local salió de compras y adquirió unas poleras que costaban cerca de 3.300 pesos chilenos cada una. "Es el especial de Kmart. Fui a Chadstone (un centro comercial), me compré poleras de seis dólares y me puse a trabajar. Me sentí cómodo con ellas. Intenté comprar más, pero la orden se canceló, ya que no llegaban hasta South Yarra. Está difícil, ya no es lo que solía ser (en relación a sus antiguos patrocinios), pero al menos es humilde".


Y la guinda de la torta llegó después del partido, donde el propio Roger Federer le envió un mensaje al ex 69 del mundo, felicitándolo por su victoria. Kokkinakis enfrentará en la segunda ronda al número seis del mundo, Stefanos Tsitsipas.




1,193 vistas0 comentarios