Los retornos de Garin y Jarry marcan la nómina de Chile para enfrentar a Eslovaquia en Copa Davis



En la derrota ante Suecia en Estocolmo en marzo de 2020, Chile jugó sin sus dos pilares, y estuvo muy cerca de un triunfo. Cristian Garin (19°) y Nicolás Jarry (226°), regresan a la escuadra nacional capitaneada por Nicolás Massú para la serie de Copa Davis ante Eslovaquia en Bratislava, entre el 17 y 18 de septiembre próximo.


Garin, quien venía de ganar los ATP de Córdoba y Río de Janeiro 2020, debió restarse del compromiso ante el elenco escandinavo luego de una lesión en la espalda que arrastró durante el verano sudamericano, y que lo hizo retirarse en Cuartos de Final del ATP 250 de Santiago. En tanto Jarry, no estuvo presente debido a la sanción por doping positivo que lo tuvo diez meses alejado de las canchas.


La convocatoria de ambos jugadores es de suma importancia, puesto que en los casi ocho años de capitanía de Massú, en solo una ocasión, Garin y Jarry no han sido los singlistas titulares de Chile cuando ambos fueron convocados. Se trató de la serie ante México en Talcahuano, el año 2015, donde Jarry, número uno de Chile en ese entonces, arribó al país el mismo día del inicio de la serie, junto a Hans Podlipnik, luego de haber conseguido la medalla de oro en dobles en los Juegos Panamericanos de Toronto. En su reemplazo, jugó Juan Carlos Sáez.


A ellos se les suman Alejandro Tabilo (162°) y Tomás Barrios (172°), quienes tuvieron la responsabilidad de ser los titulares de Chile ante Suecia, jugando los cuatro puntos de la serie. Además, enfrentaron a Alemania en el punto de dobles en las Finales de Madrid, jugando un muy buen encuentro ante los entonces campeones de Roland Garros, Kevin Krawietz y Andreas Mies, ganándose incluso los elogios de Boris Becker. Ambos atraviesan por un buen momento: Tabilo alcanzó la final del Challenger de Lexington hace un mes, mientras que Tomás Barrios superó la Qualy de Wimbledon, clasificó a los Juegos Olímpicos de Tokio y viene de ganar el Challenger de Meerbusch.


Completa la nómina el copiapino Matías Soto (921°), que ha competido por las últimas temporadas en la NCAA de Estados Unidos, representando a la Universidad de Baylor, y que cumple con su segunda convocatoria al equipo, tras ser llamado de emergencia en reemplazo de Cristian Garin ante Suecia.


El factor Garin en la serie, y el dilema del segundo singlista


En la conferencia de prensa que sirvió para anunciar al equipo, el capitán Nicolás Massú se mostró satisfecho por el buen pasar del seleccionado chileno, y celebró el retorno de Cristian Garin a la convocatoria, además de comentar como será el proceso de elección para el segundo singlista. También tuvo palabras para lo que fue el triunfo del número uno nacional ante Norbert Gombos en el US Open, primera raqueta eslovaca.


"Es un buen problema. Me pone contento que sea así, porque están pasando por un buen momento. Son cinco puntos en juego y hay que usar la estrategia, y sabiendo que el dobles ahora se juega antes de los singles. Entre más opciones yo tenga, va a ser mucho mejor, porque si los partidos son hoy a tres sets, es una cosa, y a cinco sets es otra. Antes se jugaba a tres días, y ahora en dos, entonces hay que ser muy inteligente con el tema de la estrategia, dependiendo de contra quién se juegue. Pero es un buen problema, y estando allá los entrenamientos van a ser muy decisivos. Para eso llegamos con anticipación y he tenido la oportunidad de estar siempre siguiéndolos. Vamos a analizarlo bien, y me pone contento que Nico (Jarry) y Cristian (Garin) estén de vuelta en el equipo", señaló el ex 9 del mundo.


"Tuve la posibilidad de jugar en Eslovaquia el año 2001, por lo tanto sé más o menos a lo que vamos. Han pasado 20 años, pero ellos tienen un equipo bastante parejo. Para la zona que estamos, es uno de los equipos más difíciles, y sobretodo por el hecho de jugar de visita. Ellos tienen un equipo con varios jugadores entre el 110 y el 200. Los conozco a todos, porque los veo en el circuito regularmente, he podido entrenar con algunos. Ellos pueden nominar a varios y pueden decidir quiénes van a jugar los singles", agregó sobre el equipo rival.


"Siempre voy a esperar a jugar contra el mejor equipo de ellos, y si alguno no juega o toman otra decisión, ya eso no tiene que cambiar mis planes. Una vez que ellos nominen, empezaré a saber quiénes podrían ser los singlistas. Es un equipo difícil, pero creo que nosotros también somos difíciles para ellos".


"Es importante, independiente del resultado final, ver el partido en sí, para ver cómo juega el uno contra el otro, y si el partido se llega a dar durante la serie. El triunfo obviamente es importante, porque si pasaran muchos meses, quizás el resultado no está tan vivo. Pero se jugó en cancha rápida, Cristian ganó, y es un mensaje importante, pero no significa nada. El partido se tiene que jugar en dos semanas más, hay que empezar de cero, lucharla, pelearla, correr y tratar de ganar", agregó sobre el duelo de este lunes entre Garin y Gombos, que se podría volver a repetir en Bratislava.


"Hay que ver el otro lado, Gombos va a saber qué cosas va a mejorar y Cristian detectó cosas con las que puede marcar la diferencia. Pero ese es un punto de los cinco que se pueden jugar. Cristian este año ha hecho dos octavos de final de Grand Slam, que es algo impresionantemente difícil de hacer. Está peleando en el Top 20, un chico de 25 años, y hay que aprovecharlo, porque estos chicos que están acá (N de la R: Las selecciones sub 16 en damas y varones, clasificados al Mundial de Turquía), vean a alguien que esté Top 20, también les hace creer a ellos que se puede. Y tener a un jugador de su talla en el equipo nos ayuda, sobre todo en la división que estamos. Cristian puede marcar la diferencia".