Nicolás Jarry se despide de Acapulco y arriesga perder el número uno de Chile




El negro arranque de temporada de Nicolás Jarry (67°) sigue del mismo color. El chileno cayó en la primera ronda del ATP 500 de Acapulco por parciales de 7-6(5) y 7-6(2) ante el australiano Álex de Miñaur (26°), y acumula su sexta derrota consecutiva en la temporada 2019.


La primera raqueta nacional pese a tener un buen cometido, especialmente con su saque, no pudo frente a la regularidad del nacido en Sydney, y víctima de sus propios errores, acabó teniendo una dolorosa caída, que le significará perder 150 puntos en el ránking ATP luego de no defender la final del ATP 250 de Sao Paulo en el año pasado.


El chileno sirvió particularmente bien en el primer set, y no tuvo ningún punto de quiebre en contra, pero De Miñaur consiguió forzar el tiebreak, donde intercambiaron tempranos mini-breaks, hasta que Jarry erró una derecha que terminó costándole el parcial.


Jarry quebró en el séptimo juego del segundo episodio, pero no pudo sostener la ventaja, y el oceánico aprovechó su primera oportunidad para equiparar las acciones. Así llegaron al desempate, en la cual dos errores puntuales del nacional acabaron por decantar la victoria del lado del joven australiano, de ascendencia uruguaya y española.


La derrota de Jarry hace que Christian Garin (92°) tenga una oportunidad importante para sobrepasar al espigado chileno en el ranking y desplazarlo del número uno del país, cuando enfrente al español Jaume Munar en los Octavos del ATP 250 de Sao Paulo. Una victoria le asegurará superar al nieto de Jaime Fillol en el escalafón ATP.

1 vista0 comentarios