Otra más de Medvedev: El ruso protagoniza gestos provocativos hacia el público en el ATP 250 de Metz





A pesar de sus títulos y el talento que muestra en la cancha, quien supo ser número uno del mundo durante este año, Daniil Medvedev (4°), volvió a mostrar un lado visiblemente más polémico que resalta en más de alguna ocasión durante las veces que está disputando algún encuentro. En esta oportunidad, jugando los octavos de final del ATP 250 de Metz, el ruso cayó en tres sets (6-4 6-7(7) y 6-3) ante un encendido Stanislas Wawrinka (284°), quien demostró solidez y superioridad en el capítulo cúlmine del partido, situación que desató la frustración del anterior monarca del tenis.


El suizo, de 37 años, sacó a relucir lo mejor de su tenis para conseguir imponerse desde el principio del match y lograr conquistar la primera manga ante el primer sembrado del torneo. Posterior a eso, mantuvo un energético y eficaz ritmo de juego que lo llevó hasta disputar un tiebreak en el segundo set, incluso, con punto para partido a favor del helvético. No obstante, Medvedev no se dejó amedrentar y ganó el desempate por un ajustado 9-7, consiguiendo forzar un tercer parcial para definir al ganador del encuentro.


Es justamente en el capítulo decisivo en el que la frustración y la emocionalidad del ruso le jugarían una mala pasada. Estando 0-2 en contra en el score y durante el servicio de "Stan", quien aspiraba a confirmar el quiebre, el actual número cuatro ATP optó por descargarse azotando con fuerza su raqueta contra el suelo, convirtiéndose en un acto que rápidamente fue abucheado por el público presente en el Court Patrice Dominguez.


Tras sentir la reprobación desde las gradas, el ruso respondió con gestos y palabras provocativas en contra de quienes lo abucheaban, en lo que se podría interpretar como aparentes señas para referirse al público "como monos", generando aún más reacciones provenientes de los espectadores presentes. Por su parte, Wawrinka intentaba mantener la concentración en aquel importante momento del partido, mientras que también trató de calmar al público a la par de las intervenciones del juez de silla, quien advertía la situación con constantes palabras dirigidas a las personas situadas en las butacas del recinto.


Finalmente, el suizo salió airoso de aquella incómoda situación y logró llevarse un importante match para instalarse en la ronda de los ocho mejores del Moselle Open, dejando atrás a quien en el papel, era el principal candidato a llevarse el título del torneo. Revisa aquí el video del momento preciso en que comenzó la controvertida reacción de Medvedev:


Foto: Diego Souto / Quality Sport Images / Getty Images

411 visualizaciones0 comentarios