top of page

Sara Bejlek, campeona de Colina: "Cuando somos mejores como mujeres, más niñas quieren jugar tenis"




A sus cortos 17 años de edad, Sára Bejlek acaba de hacer esta semana su debut en el Top 150 del ránking femenino. Su impresionante título en el WTA 125 de Colina la catapultó 60 puestos, hasta la ubicación 134, la más alta de su carrera, dándose a conocer como uno de los más prometedores talentos jóvenes del circuito.


Increíblemente, esto la coloca ‘tan solo’ como la undécima jugadora rankeada de República Checa, y la cuarta solo considerando a las menores de 20 años, por detrás de Linda Nosková, y de las hermanas Linda y Brenda Fruhvirtová. En total son dieciséis las adolescentes de este país centroeuropeo dentro del ránking, que ya lleva años siendo la fábrica más prolífica de jugadoras de tenis, especialmente femenino, compitiendo mano a mano con superpotencias como Estados Unidos y Rusia.


“La federación tiene un muy buen plan”, comenta la checa, “porque tenemos muchos torneos cuando eres pequeño, en minitenis, infantiles. Tienes muchos torneos, por equipos, de todo. Y cuando somos mejores como mujeres, más niñas quieren jugar al tenis, porque ven que las mujeres son buenas y están en las mejores posiciones, en las noticias, en la televisión”.


Y el progreso del lado femenino ya ha empezado a trasladarse también al masculino. “Sé que las mujeres tal vez sean mejores en esta época, pero los hombres también son muy buenos y están haciendo crecer a los niños más pequeños. La federación es excelente en esto, saben lo que deben hacer y lo están haciendo muy bien”.


Pero lo cierto es que Sára busca escribir su historia por cuenta propia. Y vaya de qué manera lo está haciendo. Ganó su primer título profesional en un W60 a los 15 años, con un impresionante 6-0 6-0 en la final, y ya cuenta con seis en total a nivel ITF. Pero la semana pasada en la Hacienda Chicureo, consiguió el mayor logro de su vida. Venció a cuatro jugadoras mejor rankeadas que ella, incluyendo a la número 78, Nadia Podoroska, la mejor victoria de su carrera, y perdiendo apenas tres juegos en el partido definitorio frente a la francesa Diane Parry, otro interesante joven prospecto del tenis, pero que poco y nada pudo hacer frente al juego de la checa, y ganó por primera vez un torneo organizado por la WTA, habiendo llegado ni siquiera como sembrada.


Lo primero que pensé tras ganar fue ‘lo hicimos’, levanté los brazos y miré a mi entrenador, ‘lo hicimos’. Estoy muy feliz”, dijo tras finalizado el partido. “Me sentí muy bien, porque me gusta cuando hay harta gente en el estadio, y no importa si van por mí o contra mí. Me ayudó, y me hizo sentir muy bien”.


El año pasado Bejlek también había asistido al torneo, cayendo en la segunda ronda frente a Diana Shnaider. Y aun tras superar esa marca y alcanzar los cuartos de final en esta edición, se mostraba tranquila respecto a sus expectativas para la semana. “Ya veremos. Haré lo mejor que pueda. Iré a la cancha a ganar y veremos qué pasa”.


Bejlek había llegado a Chile en gran forma, tras haber ganado su último torneo previo, un W25 en Italia, por lo que cada ronda avanzada en Colina sumaba para su vigente serie de partidos ganados.


―Ahora ya estás en una racha de nueve victorias consecutivas, y dos finales seguidas, últimamente estás en llamas.


“Veremos mañana cuán en llamas estoy”, respondió Sára riéndose tras ganar su partido de semifinales contra Podoroska, “así que hablaremos mañana".


―Se dice que en el deporte lo más difícil no es necesariamente llegar a lo más alto, sino que poder mantenerse allí. Ahora ya son dos temporadas seguidas en las que estás terminando dentro del Top 200. ¿Cómo te sientes respecto a ese logro, y especialmente a tu corta edad?


Por supuesto que lo que dijiste es cierto, porque lo veo por mí misma cuando quiero subir en el ránking. Pero es más difícil que quedarse allí. Mantenerme en la posición en la que estoy es bastante difícil, pero más difícil es llegar al Top 120 o 200. Así que estoy contenta con los resultados que he logrado este año hasta ahora. Perdí algunas finales y si las hubiera ganado entonces quién sabe dónde podría estar. Pero como dije, estoy bastante contenta con lo que hice este año. Ya veremos.


Y justamente, a pesar de todos esos logros, Bejlek mantiene los pies firmes sobre la tierra. Reconoce que no tiene un gran sueño u objetivo que cumplir en el tenis, y que prefiere ir, por muy cliché que suene, partido a partido. “Quizá para el próximo año podría ser entrar al Top 100, pero lo más importante es estar sana. Con mi equipo haremos todo por eso, y desde ahí ir por algo más”.


Otro factor importante a tener en cuenta al evaluar el rendimiento de Bejlek es que, por no haber cumplido aún los dieciocho años de edad, sigue sujeta a la ‘age elegibility rule’ de la WTA, que limita la cantidad de torneos profesionales que pueden disputar por temporada las jugadoras que aún están en rango de juniors. “Cuando tienes 17 años, tienes 16 torneos más los obligatorios, que son los Grand Slams, y creo que Indian Wells y Madrid también. Cuando tienes 16 años, 12 torneos y los obligatorios. Y a los 15 tienes 10”, explica ella, que cumplirá la mayoría de edad en enero próximo.


“Este año tengo un límite de torneos, así que es difícil ir a uno y perder. Así que esta temporada solo quería llegar lo más lejos que pudiera en los torneos. Ya desde los 18 tienes tantos como quieras, así que espero que sea más fácil mentalmente para mí, porque podré jugar más”. Con todo, admite que no le gusta del todo esta regulación: “No sé si es una buena regla, pero es así”.


Habiendo ya tenido sus primeras aventuras en el circuito mayor, la campeona de Colina ya puede además decir que ha disputado tres de los cuatro cuadros principales de Grand Slam (solo le falta Wimbledon), y en todos proviniendo de la qualy. Debutó en esta categoría en el US Open 2022, convirtiéndose así en el primer tenista de la generación 2006, hombre o mujer, en jugar un major.


―¿Cuál dirías que es tu favorito?


“No sé. Cada torneo es especial. Probablemente el US Open. Sé que este año no jugué bien allí”, responde riendo, recordando que perdió por doble 6-0 en primera ronda de la fase previa, “pero fue el primer torneo en el que me clasifiqué, así que creo que en mi corazón es un poco especial. Estuve allí con mi papá, con mi entrenador, y tuvimos buenas sensaciones. Pero cada torneo es especial, así que no puedo decirlo”.


¿Volverá a defender su título el próximo año? “Por supuesto que me gustaría. Aunque veremos cómo estará mi ránking. Amaré este torneo para todo mi carrera, y jamás lo olvidaré, porque es mi primero”.


―Tenemos pendiente esto de ayer. ¿Podemos decir ahora que estás oficialmente en llamas?

“Sí, parece que estoy en llamas ahora”, admite con una risa Sára Bejlek luego de levantar la copa.


Foto: Revés Fotográfico / LP Open by IND


250 visualizaciones1 comentario

1 Comment


At thesiswritingservice.com, we offer expert thesis writing services from start to finish. Our PhD writers guarantee original, high-quality work, backed by 24/7 support and unlimited revisions. Trusted since 2010 by over 8k students.


Like
bottom of page