• Ariel Román

Sigue siendo el Rey: Cuando David Nalbandián venció al Big 3 en el mismo torneo



La victoria de Daniil Medvedev en las ATP Finals fue la primera vez que un tenista venció a los número 1, 2 y 3 del mundo en un mismo torneo. Para ver quién fue el último, debemos remontarnos al Masters Series de Madrid 2007, donde el argentino David Nalbandián venció a nada menos que a todos los integrantes del Big Three en ruta al título.


El oriundo de Unquillo, por ese entonces 25 del mundo, no estaba teniendo una buena temporada, donde no acumulaba títulos y su mejor resultado habían sido los Octavos de Final en Australia y Roland Garros. Además, el trasandino defendía semifinales en la capital española, y gracias a esa actuación en la temporada anterior, pasó su última semana como número tres del ránking mundial, su mejor ubicación histórica.


Su campaña en Madrid arrancó enfrentando al francés Arnaud Clement, a quien superó por 5-7 6-2 y 6-4. En segunda ronda lo esperaba Tomas Berdych, 11 del mundo, y enemistado con el público local luego de hacerlos callar tras su victoria sobre Rafael Nadal en los Cuartos de Final del año pasado. Tras un apretado partido, el cordobés se impuso por 4-6 6-4 y 7-6.


En Octavos, el rival era un conocido: Juan Martín del Potro. Nalbandián abrumó a la Torre de Tandil, endosándole un cómodo 6-2 y 6-4, para darse cita con Rafael Nadal, dos del mundo en Cuartos de Final. El zurdo había ganado sus dos partidos con relativa tranquilidad, derrotando a Marcos Baghdatis y Andy Murray en sets corridos.


Aquel duelo en el Rockódromo fue el primer enfrentamiento entre ambos tenistas, y fue uno para recordar. En una exhibición de tenis, Nalbandián aplastó al manacorí por 6-1 y 6-2 en tan solo 71 minutos. Cada cosa que intentaba hacer Nadal, era generalmente contestada por una genialidad del argentino. La cara de decepción post partido y su frase: "Es difícil jugar peor", resumieron una negra noche de Rafa y una jornada de inspiración para David. Siguiente rival: Novak Djokovic.



En semifinales, lo esperaba el que era el jugador del momento: Djokovic había irrumpido en la escena top del tenis en 2007, llegando a la final de Indian Wells, ganando Miami y Montreal, alcanzando semifinales de Roland Garros y Wimbledon, y la final del US Open. Un sólido 6-4 y 7-6 fue el marcador por el cual Nalbandián venció al serbio, número tres del mundo en ese entonces. Por el otro lado del cuadro venía Roger Federer, que no había perdido sets en ruta a la final.


En la definición, parecía que Federer se llevaría una cómoda victoria tras un tranquilo 6-1 en el primer set. Sin embargo, la inspiración llegaría, y producto de tiros angulados y su revés a dos manos, uno de los mejores de la historia, igualaría el marcador. En el tercer set fue casi todo de Nalbandián, quebrando rápidamente y controlando los intercambios con su revés, manteniendo su ventaja de un break hasta el final del duelo, para superar al número uno del mundo por 1-6 6-3 y 6-3 y así consiguió su primer título Masters Series de su carrera.




El dominio de Nalbandián en esas semanas bajo techo fue brutal, tanto así que ratificó su brillante semana en Madrid logrando el doblete en París Bercy catorce días después, dándole una memorable paliza a Nadal en la final por 6-4 y 6-0. También venció a Federer en los Octavos de Final. Gracias a sus dos únicos títulos Masters Series en una carrera que mereció al menos un título de Grand Slam, el cordobés finalizó el año en el puesto 10 del mundo.



155 vistas0 comentarios