top of page

"Solo quiero tener una última oportunidad de jugar aquí" - La última batalla de Andy Murray


  • Ariel Román - Séptimo Game en Londres


Andy Murray le dirá adiós a Wimbledon este año, y será solamente en dobles. Su preparación para este torneo se vio gravemente afectada por su retiro en el ATP 500 de Queen’s Club, tradicional torneo preparatorio que se disputa dos semanas antes del torneo. Una lesión en su espalda le impidió continuar en la segunda ronda, y debió tomar una decisión drástica.

 

En la semana previa al torneo, el escocés debió pasar por el quirófano para remover un quiste en su espalda, el cual presionaba un nervio e impedía que pudiera mover una de sus piernas con total libertad. “Me hicieron una descompresión de estenosis espinal en mi espalda, lo que no es un problema con el quiste, pero era el quiste lo que me estaba causando problemas en mi pierna, presionando el nervio. Ya fue removido, pero aún tengo puntos. El dolor en la espalda ya no está, pero es la pierna la que va a determinar si soy capaz de jugar”, indicó Murray el domingo.

 

Los años pasan y Murray, con un largo historial de lesiones, ya no es el mismo de antes. De por sí, es admirable que siga compitiendo cinco años después de una cirugía de reemplazo de cadera. En aquel 2019, Murray había anunciado que se retiraría del circuito, ya fuera en el Australian Open, donde peleó por cinco largos sets ante Roberto Bautista Agut, o más adelante en Wimbledon. Hoy, esa rueda de prensa en Melbourne, entre risas, la describe como “extraña”.

 

Pero está en su naturaleza luchar. El doble campeón de Wimbledon se dio todas las oportunidades posibles para continuar en el tour, y ha batallado constantemente para mantenerse competitivo. Y una prueba de su tenacidad es que no le ha hecho asco a bajar al circuito Challenger para mantenerse en ritmo y sumar puntos. Así, esperó hasta último momento para tomar una decisión, y Wimbledon, colaborando con el último ídolo local, estiró su presentación en Centre Court para el último turno del martes.

 

Solo quiero tener una oportunidad de jugar una vez más en Centre Court y tener esa sensación. El año pasado no tenía planes de que fuera mi última temporada. Quería volver a jugar, aunque ahora no tengo intención de hacer eso. Estoy llegando al final de mi carrera y quiero esa chance de estar jugando aquí de nuevo”, comentaba hace dos días.

 

 

No obstante, la determinación de Sir Andy llegó tres horas antes de que Centre Court abriera sus puertas para la jornada de martes. Y no fueron buenas noticias: Murray optó por no jugar el cuadro de singles, a sabiendas de que pudo haber sido su última chance de despedirse de su público, en la cancha en la que no solo rompió el maleficio de 76 años sin un británico como campeón en el AELTC, sino que también se colgó el primero de sus dos oros olímpicos.

 

Su adiós está cerca, y Murray lo sabe. Pero a pesar de eso, el oriundo de Dunblane continuará en el torneo, y disputará el cuadro de dobles, donde por primera vez hará dupla con su hermano Jamie. En 2017, ambos fueron número uno del mundo en simultáneo: Andy en singles, mientras que el zurdo Jamie, en dobles. Juntos, además, fueron una pieza clave para que Gran Bretaña volviera a conquistar la Copa Davis en 2015, ganando todos sus duelos de dobles. No hay mejor manera que decir adiós que estando en familia.


Foto: Clive Brunskill - Getty Images

108 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page