top of page

¿Un Mundial cada tres años? - Los posibles escenarios de Copa Davis tras la salida de Piqué




Una bomba explotó este jueves con el fin del vínculo de Kosmos, empresa propiedad del ex futbolista Gerard Piqué, con ITF, en relación a la gestión de la Copa Davis, una de las competencias más antiguas del mundo del tenis.


Kosmos fue la impulsora del radical cambio en el torneo, que pasó de jugarse a lo largo de todo el año, con el Grupo Mundial, a llevarse a cabo en terreno neutral con las Finales, con vínculos contractuales con ciudades españolas como Madrid y Málaga. Con la salida del grupo inversor, que no pudo cumplir con el contrato estipulado de 40 millones de dólares anuales por 25 años, se ha especulado con el retorno al tradicional formato anterior, aunque una nube de incertidumbre rodea a ITF en estos momentos. ¿Cuáles son las opciones para el futuro de la Ensaladera?


Mantener el formato de las Finales

En 2023, se continuará como planificado, con los Qualifiers en febrero, la fase de grupos de las Finales en septiembre y el Final 8 en noviembre en Málaga. Este formato no ayuda a los equipos no-europeos, cuyos aficionados deben viajar miles de kilómetros para apoyar a sus países, y cuando los planteles no son atractivos, poco público se acerca a los estadios, como ocurrió en 2022 en Hamburgo, donde menos de cien personas presenciaron el duelo entre Bélgica y Australia.


Este formato además implica el adiós de las zonas continentales, como se ha hecho en los últimos años: Por ejemplo, en el Grupo I de 2021, Chile debió viajar hasta Eslovaquia, como también Argentina recibió a Bielorrusia, y Brasil visitó al Líbano.


Regresar al formato clásico

La principal característica de la Copa Davis de antaño eran las series de local y visita. Ambientes únicos, con condiciones y superficies características de cada país anfitrión, como las canchas rápidas de los países de Europa del Este y Escandinavia, el pasto en Australia y la India, o la lenta arcilla y el público ruidoso de Sudamérica. Quizás las confrontaciones a cinco sets puedan quedar en el pasado, pero es algo que los aficionados claman por su retorno.


Series al mejor de cinco puntos, ya sea como hoy en día, en dos días y a tres sets, o como se solía realizar anteriormente, bajo el Grupo Mundial, donde 16 equipos compiten a lo largo de la temporada para dirimir al ganador de la Ensaladera de Plata, como también las zonas continentales y sus respectivas divisiones para buscar el ascenso a la élite, son parte esencial de la competición.


Sin embargo, bajo la actual configuración del evento, se requiere de una transición hacia el regreso al Grupo Mundial, para asegurar que haya un repechaje, y los ganadores del Grupo I puedan buscar el ascenso en cancha, lo cual provoca un enredo: Actualmente, son 24 equipos los que componen el Grupo I, con doce series y doce ganadores. En las Finales, hay 16 equipos, ocho de ellos que quedan eliminados en septiembre. Si se quiere realizar un play-off en noviembre, paralelo al Final 8 de este año, hay cuatro equipos que sobran. Ahí, ITF debería determinar qué países disputan el repechaje, como los que deberán permanecer en la categoría continental para 2024.


Un mundial cada tres años y un torneo olímpico

Esta es una propuesta que maneja la ITF, revelada por L'Equipe. Esta es basada en un formato similar a la Copa del Mundo de la FIFA, con eliminatorias y una fase final tras el término de las clasificaciones. Esta estaría compuesta por grupos de cuatro países que jugarían en series de ida y vuelta, definiendo a los clasificados a las Finales. Así, este formato arrancaría en 2025, con el Mundial efectuándose en 2027, evitando topar con los Juegos Olímpicos y los campeonatos del mundo de fútbol.


En un año olímpico, se disputaría un torneo olímpico similar a las Finales actuales, lo cual conlleva distintos problemas: Para ello, se requiere de homologar ambos torneos por equipos, la Copa Davis y la Billie Jean King Cup, ya que el Comité Olímpico Internacional requiere de paridad de género para todos los eventos. También, este torneo olímpico implica una segunda semana de tenis en la cita de los anillos, ya que abolir las distintas modalidades actuales, implicaría que jugadores como Stefanos Tsitsipas o Holger Rune, actualmente en el Top Ten, tendrían escasas chances de clasificar, en base a los demás jugadores de sus países. Esto también entra en conflicto con los torneos ATP, que podrían perder a algunas figuras para sus eventos.


Foto: Oscar J. Barroso / Europa Press Sports via Getty Images

196 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page