El hincha número Diez: Las historias de Diego Maradona con la Copa Davis




Cada vez que podía, estaba presente. Diego Armando Maradona asistía regularmente a distintos eventos tenísticos, como las exhibiciones de fin de año en Buenos Aires, el ATP de Dubai, las ATP Finals en Londres, pero la Copa Davis siempre guardaba un lugar en su corazón. Como un hincha más, viajó hasta Moscú y Zagreb a alentar a la albiceleste en sus intentos por conseguir la esquiva Ensaladera de Plata.


En el año 2006, en la primera ronda en Buenos Aires, Argentina recibía a Suecia, y en el primer punto, un copero David Nalbandián enfrentaba a Robin Soderling. En las tribunas, Maradona jugaba un partido aparte contra el jugador visitante. Gritos, insultos, todos dirigidos al sueco. Hasta que Soderling lo miró, y le hizo un gesto de "basta". El Diego respondió tirándole un beso. Ni el crédito escandinavo ni el mítico Mats Wilander, en la silla de capitán, podían creer que tenían encima al legendario futbolista.


Durante la misma temporada, en una serie con mucha historia debido a la rivalidad con los tenistas argentinos con Lleyton Hewitt, el Diego acudió a la semifinal en el Parque Roca frente a Australia, en un cómodo triunfo trasandino. La promesa fue acompañarlos a Moscú para la final, y cumplió. Pese a la derrota agónica por 3-2 ante Rusia, Maradona vibró hasta el último punto durante los tres días.


Diez años después, Argentina viajó a Zagreb para disputar la final por quinta vez. Y allá estaba el Barrilete Cósmico. En un palco aparecía colgada una bandera que decía: "Acá estamos. Familia Maradona". Junto con los cerca de dos mil fanáticos argentinos que se hicieron sentir, el Diego sufrió y festejó como nunca. Por casi cinco horas, los nervios se apoderaron de él cuando Juan Martín del Potro remontaba un partido imposible frente a Marin Cilic para igualar a dos la serie entre argentinos y croatas. Pero el festejo fue en su estilo. Fue al camarín, 'Delpo' le regaló su raqueta, con la que apareció en el quinto punto entre Federico Delbonis e Ivo Karlovic.


"Esta es la raqueta que entró en el corazón de los argentinos", decía el Diego. Luego de la victoria del zurdo de Azul, que le entregó finalmente la Ensaladera de Plata a Argentina, el camarín se cerró con Maradona dentro de él. Del Potro, reconocido hincha de Boca Juniors, se atrevió a bromear con el Diez: "¿No eras mufa vos?", y el equipo se largó a reír junto al Pibe de Oro.





Un par de meses después, en el Parque Sarmiento ante Italia, Maradona también estuvo presente en la primera serie de Argentina como vigente campeón, en compañía de su nieto. El día viernes, un cómico episodio se vivió en el duelo entre Carlos Berlocq y Andreas Seppi, cuando el tenista argentino se desconcentraba con las palabras de aliento del Diego: "A Diego lo escuché muchísimo adentro de la cancha. Lo tenía muy cerca y todo el tiempo me llamaba por mi nombre. Sabía que estaba en ese sector. En un momento le pedí que se calle", comentó el que fue el uno trasandino en aquella serie de 2017.


Según el propio Charly, Maradona entendió mal y "empezó a gritar más todavía", aunque agradeció el apoyo del Diez: "Lo tomaba de la mejor manera, era increíble el aliento que me estaba dando, la fe que me tenía. Iba perdiendo 6-1, 4-1 perdía puntos y él me decía: 'no importa, seguí'".



161 vistas0 comentarios