top of page

Macarena Miranda: "Queremos marcar la diferencia con este torneo e impulsar el desarrollo deportivo"



"Creo que el WTA 125 de Colina fue un torneo distinto, porque tiene que ver con un desarrollo hecho en el tiempo, en el que fuimos de menos a más", partió comentando Macarena Miranda a Séptimo Game. La ex tenista profesional y directora del torneo WTA más importante en Chile, tuvo la oportunidad de conversar sobre lo que fue su trabajo en la organización del campeonato femenino, además de visualizar las proyecciones que tienen de un torneo que resultó de años de crecimiento y fomento del deporte femenino en nuestro país, donde también se mostró agradecida del apoyo de los auspiciadores y el recibimiento que tuvo por parte del público.



¿Cuál es el balance personal que hace del WTA 125 de Colina?


Es un balance súper positivo por varias razones importantes. La primera tiene que ver con haber podido hacer un WTA acá en Chile desde que se organizó uno en 2008. Ese torneo fue la Copa Cachantun en Viña del Mar, siendo el único WTA que se había hecho en el país. Creo que este (Colina) fue un torneo distinto, porque tiene que ver con un desarrollo hecho en el tiempo, en el que fuimos de menos a más, desde cuando hicimos un torneo de 10 mil dólares en 2008. Y digo hicimos, porque siempre lo hemos hecho muy de la mano con la Federación de Tenis, y en ese tiempo con el IND (Instituto Nacional de Deportes), porque todavía no estaba el Ministerio del Deporte, lo cual creo es muy importante porque hemos mantenido las asociaciones con las diferentes instituciones deportivas del país.


Hemos ido haciendo un desarrollo deportivo, tanto con las deportistas que han participado en el torneo y también con los mismos árbitros. Entonces, también lo veo así, no solamente fijándome en el torneo en sí, sino que desde un desarrollo en el tiempo que ha sido de manera súper sistemática. Empezamos con un torneo de 10 mil dólares, luego fuimos con uno de 15 mil, 25 mil, 60 mil y ahora con este WTA 125 que, sin lugar a dudas, tiene pilares fundamentales. No solo de mi parte, sino que somos parte de una productora deportiva que formamos junto a Rodrigo Alcaíno (Visibility).


Yo diría que no es el torneo de la Maca como siempre dicen. Es el torneo que tiene Chile, o sea que no me pertenece a mí por más que sea la cara visible y la directora, pero hay que reconocer que existe un brazo derecho y un socio muy importante que es Rodrigo Alcaíno y, por supuesto, este año y hace cinco años con LP, una empresa que sintonizó desde un primer momento con el tenis femenino y eso también se agradece.


Por otra parte, en lo deportivo yo diría que tuvimos un gran nivel de tenis. Tuvimos a una Mayar Sherif que finalmente ganó el torneo. Es una jugadora que hace poco más de un mes había ganado un 250 y le ganó en la final a una tenista que está entre las 10 mejores del mundo. Tenerla ahí en vivo y en directo fue importantísimo para esta primera edición, además de haber hecho un esfuerzo importante como organización para traer a Alexa Guarachi, que por desgracia después no pudo continuar, pero que estuvo para acercar el circuito de la WTA a nuestro país y eso es muy importante.


También hay otra área que es muy relevante como la asistencia, ya que el público respondió y tuvimos más de mil personas en la final. En las semifinales tuvimos entre 400 y 750 personas, y durante la semana teníamos un flujo entre 400 y 500 diariamente, desde la mañana hasta la tarde. Creo que eso nos hace pensar que el público chileno agradece el buen tenis y que traigamos este tipo de eventos femeninos a nuestro país.


¿Cómo fue la experiencia de trabajar desde la dirección en este torneo y colaborar en conjunto con los WTA de Buenos Aires y Montevideo?


Yo diría que algo muy a favor que tuvimos fue nuestra asociación contractual con Tennium. Poder sumar la experiencia de ellos en tantos otros torneos en el mundo fue súper importante, por el hecho de que vino Martín Jaite unas semanas antes para trabajar en conjunto este torneo. Y como tú bien decías, el haber hecho esto un circuito sudamericano hace que sea distinto a todo lo otro que se pudo realizar, incluso en otros países.


Esto le dio más fuerza al tenis sudamericano y a nosotros también, ya que siempre estamos pensando en el futuro y en esto como el punto de partida. Pero además sabemos que hay que seguir trabajando en potenciar a nuestras jugadoras, ya que es fundamental tener un torneo de estas características si queremos pensar en tener un tenis femenino más abultado, en el sentido de que ojalá haya más tenistas.


¿Qué opina de la participación en general de las tenistas chilenas en el certamen?


Te diría que, obvio que nos gustaría haber tenido a alguna jugadora que hubiese pasado algunas rondas, pero me quedo con el buen desempeño de Fernanda Labraña. Creo que ella es una jugadora que está súper enfocada y decidida a seguir en el circuito profesional, donde lleva solo un año, ya que antes estaba 100 por ciento dedicada al tenis universitario. El compromiso y la convicción que tiene es algo que he visto en pocas tenistas.


Obvio que igual extrañamos a Bárbara Gatica y espero que prontamente pueda solucionar todo, ya que no es fácil estar tanto tiempo fuera del circuito, sobre todo porque venía haciendo una carrera espectacular. Bárbara es una luchadora además, una jugadora muy profesional que ha hecho toda su carrera de manera impecable, así que ojalá que pueda volver pronto al circuito.


Me gustaría haber visto mejor a Dani Seguel, pero no soy quien para criticarla. Creo que es tan dura la carrera de un tenista, donde pasas por altos y bajos. Estoy segura que ella quiso llegar en su mejor momento, pero uno puede planificar y no siempre se da. Me cuesta mucho criticar a las jugadoras porque fui parte de ellas, entonces sé lo difícil que es y varias veces hay muchas otras variables que influyen también en el desempeño deportivo de alguien.


Por parte de Fernanda Astete, yo diría que tuvo mala suerte. La primera ronda fue muy dura, con una jugadora que jugó impecable todo el torneo como fue Mayar Sherif. Aunque también tengo esperanza en las otras jugadoras que vienen, en lo deportivo, como Martina Pavissich o Antonia Vergara, por lo que creo tenemos que seguir trabajando para aumentar el universo desde nuestra base, que creo que está muy escuálida en cuanto a tenistas. Es ahí donde hay que ponerle mucha tinca para poder entusiasmar a las niñas a que se acerquen a nuestro deporte.


Justamente hablando de las tenistas jóvenes que buscan potenciar con este tipo de instancias. ¿Consideran entregarle Wild Cards a jugadoras como Pavissich o Vergara a futuro, y cómo visualiza el trabajo necesario para lograr captar a más jugadoras a través de este torneo?


Sí, por supuesto que pensamos en Martina, en Antonia, también en Paloma Goldsmith y la otra chica que está entrenando con ella, Alessandra Cáceres, además en Josefa Fuenzalida y en varias otras también. Cuando pensamos en ellas, por supuesto que esa es la idea y que ojalá lo puedan mezclar con algunos torneos de 15 mil, por ejemplo.


Creo que este primer año estuvo enfocado en realizar el torneo y que se dieran las mejores condiciones para hacerlo, independiente que igual se entregaron entradas para la Federación y que pudiesen consultar a jugadoras en el ranking nacional que quisieran ir. Aún así estamos pensando de qué manera podemos sacarle el mejor provecho a esta instancia, y desde ya te puedo decir que nuestra idea también, al asociarnos con Tennium, es que podamos no solamente pensar que tenemos este torneo, sino que al menos poder utilizar e intercambiar un Wild Card con un torneo posterior o anterior al nuestro, es decir, con Argentina o Uruguay.


Esa es una tarea pendiente y un compromiso nuestro, aunque sí lo habíamos hecho antes con Bárbara Gatica cuando nos pidió un Wild Card y lo intercambiamos con otro torneo de la WTA. Es por eso que en la qualy teníamos a una jugadora colombiana, a María Fernanda Herazo, que era un Wild Card que le debíamos a Colombia. Pero desde ahí creo que nosotros queremos marcar esa diferencia y que este torneo también tenga un polo fuerte en el desarrollo deportivo, tanto para las que ya están jugando, como para desarrollar también desde la base, sobre todo si hacemos un torneo de estas características, preocuparnos de qué se esté trabajando en la base.


Continuando con este torneo WTA hecho en Colina. ¿Cree que sea posible cambiar la sede del certamen en su siguiente edición y llevarlo a un sector más céntrico de la ciudad?


Primero, creo que es importante pensar que lo estamos haciendo y está aquí en Chile. Muchas veces me decían: "oye, que lejos el torneo". Sí, pero más lejos está si quieren ir a ver un WTA en Buenos Aires, en Montevideo, en Bogotá o si te quieres ir a verlo a Europa o Estados Unidos. Por otra parte, creo que Colina nos dio un apoyo importante en cuanto a difusión local, ya que para ellos y para nosotros es muy importante que a donde decidamos hacer el torneo, se le valore, y que sea así como se valora un ATP o un Challenger, que también puedan valorar un WTA. Creo que estamos muy cómodos aquí en Colina, y siento que la gente y el público respondió a lo que les estamos llevando, al esfuerzo que estamos haciendo y el espectáculo que entregamos.


Creo que en este momento solo estamos pensando en qué manera podemos hacer un mejor torneo, más que en ver otra sede o lugares más céntricos. Pensamos en cómo poder integrar a todo lo que es el tenis femenino, tanto en la base como en las jugadoras amateur, y en cómo transformar esos días de torneo, en la semana del tenis femenino en nuestro país, y mejor aún, no solo en esa semana, sino que el año completo.


Siguiendo la línea de lo que se podría llegar a hacer en algún futuro, a propósito del partido entre Nadal y Tabilo en San Carlos de Apoquindo. ¿Cree posible en algún momento poder realizar una exhibición de ese nivel, pero con tenistas WTA en Chile?


Bueno, en algún momento se organizaron. Recordemos que vino Sharapova y vino Kournikova también hace muchos años, así que creo que se han hecho exhibiciones que han tenido una amplia afluencia de público. Pienso que las exhibiciones son importantes porque visibilizan nuestro deporte, y el poder ver a Nadal en cualquiera de sus participaciones es importante.


Yo te diría que sí. Que sería bonito, sería entretenido e importante, pero en este momento por lo menos, en lo que nosotros siempre estamos enfocados es en el desarrollo y en poder aportar a nuestras tenistas de manera más directa. Hemos tirado algunas líneas de qué es lo que podemos hacer en una próxima edición del torneo para llegar a una mayor cantidad de tenistas jóvenes, quizás no para que jueguen el torneo, pero sí para que sea un polo de desarrollo para ellas.


Usted ha hablado en otras entrevistas sobre el fomento y desarrollo del tenis como una labor social. ¿Cree que este trabajo y los esfuerzos que se han realizado últimamente, van en línea con la idea de acercar aún más el acceso a otros deportes de alto rendimiento a nivel femenino?


Nosotros siempre hacemos activaciones, sobre todo en Colina, y tienen relación a que conozcan el tenis de manera más cercana. Para nosotros que somos del tenis, casi que es muy obvio, pero cuando nos acercamos muchas veces a colegios que son vulnerables, nos damos cuenta que es toda una novedad y que con algo tan sencillo podemos aportar. Creo que va por la línea de lo que decía antes, de que todo esto no quede solamente como una activación o una visita, por eso tenemos que trabajar para desarrollar algo que quede en el tiempo y que no solamente sea para un titular o para una nota.


No es una tarea fácil. En el tenis hay un montón de proyectos y programas que han salido, pero se han quedado ahí. Por mi parte, creo que el tenis no es un deporte para desarrollar de manera masiva y decir que tuviste 500 niños en un programa, porque si quieres hacer uno bueno y tener esa cantidad de niños, la cantidad de profesores que tendrías que tener no es menor, y no sería sustentable en el tiempo por el costo.


Por lo mismo creo que hay que ir de menos a más. Creo que es súper importante la capacitación de los profesores de educación física también. Nosotros mismos hemos desarrollado programas en Providencia y Las Condes, que tienen que ver con capacitaciones, pero hay que hacerles un seguimiento. Pienso que es súper importante un compromiso y un seguimiento para que den resultados, pero hay que ponerse a pensar y trabajar más por eso que por un titular y esas cosas, porque tal vez creo que todos los hemos hecho: "vamos a juntar 500 niños". Ya, pero los niños jugaron tenis, ¿y qué pasó después? Entonces creo que ahí uno tiene que ponerse a pensar, realmente eso que hice, aparte de ganar un titular, ¿sirvió o no sirvió?


Claro, y eso va de la mano también con las políticas deportivas que pueda implementar el IND por ejemplo, o el Ministerio del Deporte.


Ahí más que todo, creo que también tiene que ver con los deportes que tenga cada municipio, ya que también son muy importantes. El municipio se financia a través de líneas de financiamiento del IND y uno ve que hay deportes que sí funcionan muy bien. Entonces, tal vez, el tema tiene que ver con nosotros que somos del tenis, a ver de qué manera podemos hacer funcionar esto. Creo que se puede, pero para que sean programas buenos no creo que puedan ser tan masivos.


¿Qué objetivos se ponen en mente para una próxima edición del WTA 125 en Chile?


Primero, como para redondear, creo que esto es un sueño hecho realidad. Creo que es importante darle una base a este campeonato y no que sea algo que aparezca de repente en el calendario, además de darle una continuidad a través de diferentes acciones para ir acostumbrando a la gente, a nuestro público y a la afición de que tenemos una fecha del circuito mundial de la WTA hecha en Chile.


Creo también que debemos familiarizarlo con nuestras deportistas menores de 12, 14 y 16 años. A mí me llama mucho la atención cuando le pregunto incluso a chicas que ya están jugando, no en el circuito, sino que jugadoras que están en torneos junior y todo eso: ¿Qué es el WTA? ¿Cuál es la diferencia entre un ITF y un WTA? Y no conocen bien lo que es este circuito. Creo que también tiene que ver con nuestros profesores, poder conversar con ellos y contarles lo que significa, es decir: ¿Cómo una jugadora llega a jugar un WTA? ¿Una jugadora sin ranking puede inscribirse en un WTA? No, no puede, por ejemplo.


Creo que esta es una escuela para todos y así lo queremos tomar nosotros, como un aprendizaje de lo que es el circuito, familiarizarnos y saber todas las ventajas que tienen las tenistas cuando ingresan a la WTA, cómo se les trata y cómo se les cuida. Es impresionante ver cómo el circuito hace cumplir que todo lo que se exige, esté en un torneo. Yo te diría que parte un poco de eso, y creo que más allá de decirte que va a ser un lindo campeonato, que salga todo bien, que podamos dar Wild Cards, sí, eso es una cosa, pero hay algo más profundo que tiene que ver con poder llegar a las niñas que están jugando en estos momentos, mostrarles lo que es este circuito, en qué consiste, quiénes lo juegan, cuáles son todos los beneficios que tienes al estar ahí, cómo llegas a jugar ahí.


Creo que todo eso es parte del desarrollo deportivo, que no solamente se da en la semana del torneo. Obvio que ese desarrollo es más pega, pero creo que si uno quiere realmente aportar tiene que ver con eso, con apoyar y mostrar a la jugadoras lo que es este circuito y que ellas sean parte de esto también. La verdad es que en general estamos súper contentos, porque estamos súper agradecidos del público y de este sueño hecho realidad. Cansada sí, porque te juro que desde el primer día no dormí nada (entre risas), pero insisto, gracias también a que tuvimos un auspiciador que ha hecho que esto sea una realidad, que es LP. Ellos querían aportar al tenis y al deporte femenino y nos eligieron, así que estamos muy contentos con eso, porque más allá de ser los auspiciadores o no, son nuestros socios.



Foto: LP Open by IND


155 visualizaciones0 comentarios
bottom of page