Monumental: Novak Djokovic remonta dos sets de desventaja para ganar Roland Garros por segunda vez




Los últimos dos partidos de Novak Djokovic (1°) en este Roland Garros tienen tintes épicos. De forma extraordinaria, el serbio, luego de una memorable batalla contra Rafael Nadal en semifinales, supo dar vuelta un duelo que estaba muy cuesta arriba, para conseguir su segundo título en el Abierto de Francia, al derrotar por 6-7(6) 2-6 6-3 6-2 y 6-4 al griego Stefanos Tsitsipas (5°), quien hacía su estreno en definiciones de esta categoría.


El duelo arrancó con ambos jugadores jugando a un enorme nivel, con Djokovic manteniendo ese gran tenis que lo llevó a la victoria en la semifinal, y Tsitsipas jugando al nivel que se le esperaba en esta instancia. El primer break point del partido, fue un set point en 5-4 a favor del heleno, pero tras un gran rally que acabó con un error forzado de Tsitsipas tras un gran revés de ángulo corto del serbio.


Y todo parecía que iba a terminar de una manera muy Djokovic en el primer set: Tras mantener su servicio, 'Nole' consiguió el primer quiebre de la jornada, y se dispuso para servir por el parcial, pero ahí fue donde apareció el gran corazón de Tsitsipas para forzar un tiebreak. El desempate comenzó con el griego a un gran nivel, inspirado tras la ruptura, llegando a estar 4-0 y 5-2. Djokovic, sin embargo, hilvanó cuatro puntos seguidos para disponer de un set point, pero nuevamente el griego sacó su garra para llevarse tres puntos consecutivos para robarse el primer set de gran manera.


El segundo set fue todo de Tsitsipas, que con mucha categoría se mantenía jugando un gran tenis, y dominaba los intercambios con un Djokovic que no encontraba mayor respuesta. El helénico quebró de entrada, y con su primer servicio, ítem en el que solo perdió dos puntos en el capítulo, causaba estragos, incluso teniendo en frente a la mejor devolución de todos los tiempos. Un segundo rompimiento llegó en el séptimo game, y sirvió sin mayores dificultades para quedarse con el segundo parcial. Parecía que Djokovic tambaleaba, y 'Stef' solo necesitaba darle el golpe de gracia.


Sin embargo, el cuarto juego del tercer set fue la bisagra del partido: Con un Djokovic que de a poquito se sentía cada vez mejor dentro de la cancha, y un Tsitsipas que comenzaba a sufrir el rigor del encuentro, un extenuante juego de once minutos, con el griego al servicio, finalizó con una ruptura a favor del primer preclasificado, que a partir de ahí comenzó a darle vuelta al encuentro. Como si nada, se dirigió al cambio de lado tras mantener su saque en 15 y quedar 4-1 arriba, ante un Tsitsipas que era incapaz de meter un primer servicio. De ahí en más, Djokovic solo se dedicó a mantener ese quiebre de ventaja, hasta descontar llevándose el parcial.


En la cuarta manga, Djokovic, como todo un depredador, olió sangre y fue a matar. Quebró de entrada, y tras un largo tercer juego, consiguió una nueva ruptura que prácticamente liquidaba el set, con un Tsitsipas físicamente al límite. Con toda la categoría que tiene, ganó dos juegos seguidos de saque en cero para estirar su ventaja a 5-1, y con tres winners estiró la final a un quinto y definitivo capítulo.


Ya en el quinto set, el físico de Tsitsipas no respondía: En los largos rallies, Djokovic aguantaba, pero llegaba una pelota que al inicio del partido, el griego llegaba sin problemas, pero en esta instancia, quedaba a mitad de camino. A duras penas, el cinco del mundo salvó un punto de quiebre para mantener el servicio, y en el tercer game, donde no podía conectar su primer saque, Djokovic consiguió un crucial break para tomar ventaja, y como si nada, confirmó ganando el siguiente juego en cero.


El duelo pudo haber terminado antes, pero con más corazón que tenis, el griego salvó dos break points para evitar lo que sería un 5-2 a favor del serbio, que prácticamente ponía la lápida al partido. Sin embargo, otra vez Djokovic mantenía su saque en cero para acabar con cualquier esperanza de recuperar ese break. Así, 'Nole' llegaba al décimo game donde tenía que cerrar el encuentro, y en 40-30 tuvo su primer match point, que con un magistral revés paralelo, Tsitsipas pudo salvar. El público pedía más tenis, y apoyaba al ateniense, pero sin embargo, Djokovic acabó con toda esperanza de seguir viendo un gran partido tras llevarse los dos siguientes puntos, asegurando su 19° corona de Grand Slam.


Con esta victoria, Novak Djokovic se convirtió en el primer jugador en la era Abierta en conseguir en al menos dos ocasiones cada título Major: Nueve Australian Open, dos Roland Garros, cinco trofeos de Wimbledon y tres US Open. Y el objetivo de este año aún no acaba para el balcánico, que tiene la posibilidad de conseguir el Grand Slam de año calendario. De lograrlo, tendrá el récord histórico de títulos de la categoría, con 21.


Revisa los highlights del partido aquí:

Foto: Stephane Cardinale - Corbis via Getty Images

67 vistas0 comentarios