A puro tiebreak: Jarry vuelve a Cuartos de Final a nivel ATP tras superar a Hanfmann en Gstaad



Si no hay tiebreaks, no es Nicolás Jarry (118°). El número tres de Chile derrotó por 7-6(5) y 7-6(2) al alemán Yannick Hanfmann (152°) en una hora y 51 minutos, y se instaló en los Cuartos de Final del ATP 250 de Gstaad, instancia que no alcanzaba desde hace tres años.


Pese a tener que levantar dos break point rápidamente en el partido, Jarry mostró su habitual solvencia con su servicio para destrabar juegos que parecían complicarse. En la devolución, el chileno poco y nada pudo hacer con el servicio y buen juego de fondo del germano, especialmente en el lado de las ventajas, donde Hanfmann complicó siempre con su saque con kick para afuera. Así, llegaron al tiebreak, donde al nacional solo le bastó con ganar un punto con la devolución para tomar una rápida ventaja, la cual supo mantener con el servicio y adjudicarse el capítulo.


Ninguno de los dos se sacó ventajas en la segunda manga, con Hanfmann perdiendo apenas dos puntos al servicio en sus primeros cuatro turnos, y con un Jarry que no le entregaba chance alguna al alemán para llegar a un nuevo tiebreak. El chileno consiguió un rápido miniquiebre y se colocó 4-2 al cambio de lado, y manteniendo un complicado rally supo conservar su ventaja. Dos minibreaks más, finalmente, sentenciaron el triunfo para el espigado nacional, que ganó por primera vez en su carrera un partido a nivel ATP sin tener quiebres a favor.


De esta forma, el chileno se adjudica 57 puntos ATP, que lo harán escalar al puesto 111 del ranking mundial, necesitando tan solo una victoria más en la arcilla suiza para regresar al Top 100 por primera vez en dos años. Su rival de este viernes será el español Albert Ramos (40°), con quien tiene un registro positivo de dos victorias y una derrota, todos encuentros jugados en 2018.


"Fue muy, muy duro. Fue un partido donde tuve que estar tranquilo, creyendo en mí lo más posible, sacar muy bien, y estar siempre encima intentando conseguir un punto más, y eso es lo que pude hacer en los tiebreaks. Pude llevarme este partido porque fui más constante que el otro. No me sentía jugando bien, estaba algo incómodo, pero era así, y había que estar concentrado. Es justo en lo que estoy trabajando durante este año, así que es fruto de mi trabajo", indicó el chileno sobre sus sensaciones post partido.


"Espero un partido muy duro. Albert viene jugando muy bien, pero estoy contento de estar en esta ronda después de varios años, y va a ser un lindo partido para seguir apretando y sumando partidos, ocasiones y buen trabajo", cerró.


Foto: EFG Swiss Open Gstaad

408 visualizaciones0 comentarios