Copa Davis: Solo un país le garantiza la localía a Chile por la permanencia en el Grupo I




Chile ya tiene a sus posibles rivales para la permanencia en el Grupo Mundial I de Copa Davis, a disputarse entre el 4 y 6 de marzo próximo, en un sorteo que se efectuará este próximo fin de semana. Luego de la dolorosa caída ante Eslovaquia en Bratislava, el equipo capitaneado por Nicolás Massú, espera por un sorteo como local, algo que no ocurre desde 2018, donde Nicolás Jarry ganó sus tres puntos para derrotar a Ecuador en el antiguo Grupo I Americano en el Court Central Anita Lizana del Estadio Nacional.


Debido a su ranking, el elenco nacional será el primer cabeza de serie de esta zona, junto con otros once equipos. Con el listado actual, Chile estaría evitando a los siguientes países: India, Uzbekistán, Portugal, Bosnia-Herzegovina, Israel, Uruguay, Ucrania, Pakistán, Perú, México y el Líbano. De todos ellos, India y Uruguay aseguraban localía, mientras que contra Israel, Pakistán, Perú y México, se debía ser visitante.


De local solo está la posibilidad de recibir a Barbados. El elenco caribeño es seguramente el rival más accesible en este sorteo. Pese a ello, hace siete años, en el estreno de Nicolás Massú como capitán, Darian King y compañía le propinaron en Georgetown a Chile una de las peores derrotas de su historia, forzándolos a jugar por no descender al Grupo III de la competición en 2014.


Con los países restantes, la localía se definirá en sorteo. Sudáfrica, Bolivia, Bielorrusia, Nueva Zelanda, Túnez, Dinamarca, Suiza, Lituania, Polonia, Eslovenia y Turquía son los equipos donde el azar se hará cargo de dirimir quien alberga la serie.


A evitar, está Polonia, con un equipo completísimo, y que cuenta con el único Top Ten de los 24 países que jugarán este Play-Off: Hubert Hurkacz (9°). Además, tienen otros dos jugadores Top 200 en Kamil Majchrzak (116°) y Kacper Zuk (170°) y un ex número uno del mundo en dobles en Lukasz Kubot (34°). Como visitantes en cancha rápida bajo techo serían un oponente sumamente complicado.


También está Sudáfrica, que pese a no contar con Kevin Anderson, ex número cinco del mundo, de visita en cancha dura podrían ser un rival difícil, teniendo en sus filas a Lloyd Harris (31°) y al doblista Raven Klaasen (26°), quienes no fallan en ninguna serie del conjunto africano.


Otro equipo que resultaría ser duro como visitante, es Bielorrusia, que también pondría cancha rápida bajo techo, y que tiene a Ilya Ivashka (48°) y a Egor Gerasimov (112°) como sus singlistas, además de Andrei Vasilevski (77° Dobles), cuartofinalista de Wimbledon 2017 junto a Hans Podlipnik.


Finalmente, está la opción de Suiza, que sin Federer ni Wawrinka, también cuentan con un equipo parejo para la zona, con un Henri Laaksonen (96°) que suele crecerse en esta clase de desafíos, y como escuderos a Marc-Andrea Huesler (188°) y al ascendente Dominic Stricker (241°), campeón de Roland Garros Junior en 2020, y que pueden jugar bien tanto en arcilla como en cancha dura.


Con la excepción de Bolivia, todos los demás países representan un larguísimo viaje en caso de ser visitantes, considerando además que todos los chilenos estarán en el ATP 250 de Santiago la semana previa a la serie, y una diferencia de hasta 16 horas con Chile en el caso de Nueva Zelanda, que debido a la pandemia, albergó su última serie en el pasto de Newport, Estados Unidos, y canceló los torneos ATP y WTA de Auckland.

497 visualizaciones0 comentarios