Kyrgios y la fortaleza de Djokovic: "Nada parece sacudirlo"




Terminó la final y hay un nuevo "bromance" en el circuito. Todas esas declaraciones cruzadas entre Nick Kyrgios y Novak Djokovic quedaron en el olvido, con posteos en redes sociales y declaraciones amistosas entre ambos en los últimos días. En rueda de prensa y en su estilo, el australiano analizó lo que fueron las principales cualidades del serbio en esta final de Wimbledon.


"Es raro. Siento como que si él no hizo nada increíble hoy. Obviamente devolvió en la forma en la que lo hace. Es de los mejores en eso. Pero el siempre se mantuvo sereno. Eso es en lo que estaba pensando hace un rato. En los momentos importantes, parece que nada lo sacude. Esa es su mayor fortaleza. Siempre se muestra controlado todo el tiempo. No se ve como si estuviera jugando muy agresivo, incluso cuando en verdad lo hace. Me saco el sombrero ante él. Fue un gran partido. Pensé que saqué bien, que me mantuve en una posición para haber podido ganar, pero no fui capaz de jugar bien en los puntos clave".


"Cuando juegas al mejor de cinco sets contra estos tipos, Novak, Nadal, e incluso Federer, cuando ganas el primer set, aún tienes que subir el Monte Everest para lograr llevarte el partido. Y cuando es al mejor de tres, uno está dominando y no deja de ejercer presión", agregó.


Al momento de ser consultado si Djokovic es el jugador más duro con el que se ha enfrentado, Kyrgios ofreció su visión sobre ello: "Como dije, me puse en una posición para haber ganado, pero él no te hace sentir tan mal como lo hace por momentos Federer. De los tres, Federer te puede hacer sentir muy mal, hace que quieras irte de la cancha. Hace que las cosas sean muy rápidas y que la cancha se vea pequeña".


Finalmente, el australiano se refirió a la relación que mantiene con el serbio: "Como tenista, siempre lo he respetado, todo lo que ha sido capaz de hacer. Después cuando lo defendí en Australia, él se mostró sorprendido. Cada vez que las cosas están difíciles y algo pasa... lo que hice no fue nada fácil. Fui básicamente en contra de mi propio país y hablé sobre ello. Siento que tenemos una buena relación ahora. Y es un honor salir ahí a batallar contra los mejores. Y este es el ejemplo de que cualquier cosa es posible. Que alguien como yo sea capaz de darle pelea a Novak Djokovic por tres horas en una final de Grand Slam es genial".


Foto: Visionhaus / Getty Images

114 visualizaciones0 comentarios