Nadal vence a Medvedev en un partido de infarto y conquista su segundo Australian Open




Llegó la 21. Rafael Nadal (6°) logró una remontada memorable para levantar el Australian Open. En más de cinco horas de dura batalla, el español venció a Daniil Medvedev (2°) por parciales de 2-6 6-7 6-4 6-4 y 7-5.


El primer set de la contienda inició muy parejo, con media hora para definir los cinco primeros games, donde Medvedev salió con una ventaja de 3-2 y saque, habiendo quebrado en cero a Nadal. El ruso repitió la dosis en el séptimo game para así disponer de su servicio para cerrar el parcial, y el 'Androide' ejecutó la tarea.


De a poco en el segundo episodio, Nadal fue entrando en el partido y tomando confianza con sus tiros, y quebró tras una magistral jugada, llegando a estar 4-1 arriba. A pesar de que Medvedev recuperó el break, la Fiera siguió atacando para volver a romper el servicio del moscovita, para sacar para igualar el partido, e incluso tuvo set point a favor luego de un confuso incidente donde una persona saltó a la cancha a protestar. Sin embargo, Medvedev nunca se desconcentró y consiguió el rompimiento que le permitió posteriormente forzar un tiebreak.


Ya en el desempate, fue Nadal quien tomó la iniciativa en un inicio, con un minibreak de ventaja a pesar de que tuvo un muy bajo porcentaje de primeros servicios en juego. Con 4-3 arriba en el marcador, justo metió un primer saque, pero una devolución fenomenal de drive cruzado del ruso ponía la igualdad en el marcador, y luego, estando 5-4 arriba, jugó mal una volea con mucha cancha disponible. Medvedev aprovechó ese error y se fue con todo en busca de colocarse 2-0, cosa que consiguió.


La tercera manga fue una llena de tensión. Medvedev buscaba dar el golpe definitivo, y llegó a estar 3-2 0-40 con el saque de Nadal, quien con mucho corazón supo levantar la situación, y supo aprovechar que el ruso comenzó a desenfocarse y entrar en peleas con el público. Haciendo del encuentro uno mucho más físico, Nadal supo quebrar en el noveno juego tras una pésima jugada del número dos del mundo y confirmó para enviar el duelo a una cuarta manga.


El cuarto asalto tuvo un juego de desgaste total por parte de ambos jugadores, con Nadal golpeando primero tras salvar dos break points en su primer turno al saque, pero su oponente lograba responder. Sin embargo, tras otro larguísimo juego, Rafa quebró tras siete break points, y logró conservar la ventaja con mucho ímpetu para enviar el duelo a un quinto y definitivo set.


El quinto capítulo fue un carrusel de emociones. Nadal, con el público completamente a su favor, quebró en el quinto game para hacer estallar la Rod Laver. Tras casi catorce minutos de batalla, pudo confirmar, y así llegó hasta el 5-4, sirviendo por el partido. El manacorí quedó 30-0 tras dos excelentes puntos, pero de forma muy extraña a su naturaleza, los nervios le jugaron una mala pasada y Medvedev, contra las cuerdas, quebró para estirar el duelo.


Sin embargo, Nadal inmediatamente se repuso y quebró de gran manera para servir por el encuentro, para cerrar su segundo título del Australian Open de una vez por todas en el duodécimo game, para el júbilo de los más de diez mil espectadores presentes.


De esta manera, Rafael Nadal se quedó con su corona número 21 de torneos de Grand Slam, acabando con la paridad de coronas en Majors que compartía con Roger Federer y Novak Djokovic.

223 visualizaciones0 comentarios