top of page

Rafa Nadal logra la victoria en una entretenida exhibición ante Alejandro Tabilo en Santiago




Un entretenido partido jugaron Alejandro Tabilo y Rafael Nadal en el marco de la Copa Museo de la Moda en San Carlos de Apoquindo. El español, que no jugaba en el país desde 2013, se impuso por parciales de 7-6(6) y 6-3 ante la segunda raqueta de Chile.


El evento comenzó a palpitarse alrededor de las 19:30 horas. Con accesos colapsados en el Club Deportivo Universidad Católica, y largas filas para ingresar, mientras Alejandro Tabilo calentaba en la cancha junto a su equipo liderado por Guillermo Gómez.


El duelo estelar arrancó alrededor de las 23 horas, luego de que Nadal y Tabilo saltaran a la cancha y jugasen un entretenido tiebreak junto a Gustavo Fernández y Martín de la Puente, dos de los principales exponentes del tenis en silla de ruedas. En un ambiente distendido, Nadal incluso se dio el lujo de hacer algo impensado: Sacar por abajo.





Con Tabilo y Nadal ya en cancha, la gente le gritaba lo típico a Rafa, como "hazme un queque". El español solo reía, junto a las casi doce mil personas que colmaban un estadio que claramente estaba sobrevendido en las galerías, donde el público tenía muy escasa visual al estar todos de pie. El 22 veces campeón de Grand Slam vino a Chile a jugar un partido serio, sin los detalles lúdicos de una exhibición, ayudado también por un Tabilo que mostró un espíritu competitivo que era elogiado por el manacorí en cada momento que lanzaba un potente winner desde el fondo de cancha.





De esa forma, la paridad se mantuvo a lo largo del primer set, con ambos jugadores manteniendo sus games de servicio y jugando a una intensidad muy alta. En el duodécimo game, Tabilo llegó a disponer de cuatro set points para instalar la sorpresa en San Carlos de Apoquindo, pero se encontró con un Nadal firme, que quitaba tiempo con aproximaciones a la red. Así, llegaron al tiebreak, donde el español remontó un miniquiebre en contra, y en su segundo set point, tomó la red y logró cerrar el primer episodio.


En el segundo capítulo, Tabilo supo aprovechar sus oportunidades, y logró quebrar en el tercer game tras un costoso error de Nadal, que envió una sencilla volea a la red. Ese mismo fallo hizo que Rafa mostrara un grado de molestia, y desde ese entonces, el espíritu de "exhibición" terminó. El español recuperó rápidamente la ruptura, castigando con su derecha, y empezó a mostrarse mucho más serio, sin siquiera esbozar una sonrisa cuando el público quería bromear con él.


Nadal comenzó a levantar su nivel y sobrepasar a Tabilo en velocidad de pelota, cuando el reloj marcaba casi las una de la mañana. En 4-3 40 iguales, una persona del público le gritó a Rafa: "Vamos Rafa, que hace frío", desatando las carcajadas del estadio. Y "La Fiera" respondió: Dos puntos más tarde, conectó un extraordinario winner de revés paralelo para quebrar, y posteriormente liquidar el partido.


En un partido sumamente entretenido y de altísimo nivel, el público marcó finalmente una mala nota: Tras la ceremonia de premiación, Nadal se retiraba del estadio y la gente quería a toda costa un recuerdo con el ídolo de Manacor, a tal punto de que comenzaron a abalanzarse sobre la entrada a la cancha, e incluso ingresando al court. Uno de ellos trató de tomarse una selfie con el zurdo cuando éste se retiraba, y al momento de ser empujado del camino, le propinó un golpe de puño a una persona, ante la mirada de disgusto de Nadal, que debía proseguir su ruta para viajar a Brasil a disputar una nueva exhibición este sábado. Ante la falta de seguridad que la organización dispuso tras el partido, mucha más gente consiguió ingresar a la cancha para tomarse una foto con Tabilo, que amablemente accedió, y con Fernando González, quien entregó el trofeo al manacorí.


Fotos: Lucas Aguayo Araos / Anadolu Agency via Getty Images



260 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page