Roger Federer pone punto final a su legendaria carrera jugando dobles junto a Nadal en la Laver Cup



El 23 de septiembre será una fecha especial para la historia del tenis. Hoy, en un repleto O2 Arena en Londres y junto a emblemáticas figuras como Rod Laver, Bjorn Borg, Stefan Edberg, John McEnroe, entre otras, el maestro suizo pasó a convertirse en leyenda. En su último partido como profesional, Roger Federer hizo dupla junto a Rafael Nadal en la ciudad en la que tuvo sus mayores éxitos, para enfrentar el dobles de la primera jornada en la Laver Cup, siendo este el encuentro el elegido por el suizo en su carta la semana pasada, para ser el último de su carrera.


El escenario estaba listo para la cita especial, donde previamente habían jugado Andy Murray y Álex de Miñaur, en lo que sería el primer punto del torneo para el Team World. Sim embargo, Su Majestad y Rafa tendrían preparado un último baile juntos para deleitar al público presente con un espectáculo de tenis. Desde la partida, ambas duplas no tuvieron mayores complicaciones para mantener sus turnos de saque, pues a pesar de los nervios iniciales no hubo situaciones de break por ambas partes. Recién en el noveno juego hubo una aproximación de ruptura que parecía aventajar al dúo estadounidense, pero la dupla "Fedal" sacó adelante la difícil tarea que significó aquella situación y en el game posterior se quedaron con el parcial por 6-4 en 42 minutos.


No obstante, los representantes del Team World no iban a dejarles fáciles las cosas a Federer y Nadal, quienes cedieron por primera vez su servicio en el tercer juego de esta segunda manga y abrieron una posibilidad para los norteamericanos de tomar la delantera en el score. Y no tardaron en hacerlo, ya que posterior al quiebre lograron concretarlo y establecer el 3-1 a pesar de las tres chances de break que enfrentaron en el intento de sacar adelante su servicio. Pero pese a esta leve ventaja, el suizo y el español se las arreglaron para arrebatarle el quiebre rápidamente a la pareja estadounidense y emparejaron nuevamente el score a 3 por lado. Aún había mucho por ver en el Arena O2 de Londres.


La paridad y las cifras estrechas se mantuvieron por los juegos siguientes, dejando la expectativa al rojo vivo de si la dupla "Fedal" conseguiría imponerse en este histórico encuentro o si habría un match tiebreak para definir a los ganadores. Sock y Tiafoe tuvieron varias chances para llevarse el game de saque de Rafa en el undécimo juego, pero a pesar de los más de 10 minutos que sirvió el español, no pudieron sacar una ventaja por sobre los del Team Europa y todo se iba a tener que decidir mediante un desempate, el cual se quedó en manos de los norteamericanos por 7-2, dejando en suspenso la definición de la última función de Roger.


Un match tiebreak a 10 puntos es la última instancia que tendría que enfrentar Roger Federer en sus 24 años de deslumbrante carrera. Todo parecía indicar que los históricos ganadores de Grand Slams se arrancarían en el score tras un auspicioso comienzo de 3-0 en el marcador, pero todo terminó más parejo de lo que comenzó. Sock y Tiafoe lograron igualar a 3 por lado y de ahí en más cada punto fue determinante para llegar a un estrecho final, que tuvo liderando a ambos equipos varias veces en el desempate. Un match point en manos del saque del suizo estuvo a nada de convertirse en el broche de oro y brindarles la victoria cuando estuvieron 9-8 arriba, pero la historia finalmente quedó escrita para la dupla oponente, luego de zafar de aquel punto cúlmine y conseguir dar vuelta el marcador por 11-9, cuando ya era pasada la medianoche londinense del sábado 24 de septiembre.


Es así como el suizo le puso fin a 444 días de inactividad en una cancha, luego de su última aparición en un encuentro oficial el 7 de julio de 2021 en Wimbledon de aquel año. Pese a la derrota, el de Basilea se despidió a lo grande, como lo merecía, desatando la emoción y las lágrimas en su compañero y rival de tantas batallas, Rafael Nadal, y de los integrantes de su equipo que también forman gran parte de la historia del tenis en las últimas décadas, como los son Novak Djokovic y Andy Murray. El mundo entero se emocionaba y veía como el suizo, a sus 41 años y entre lágrimas, le ponía punto final a su carrera profesional en el circuito con un total de 20 títulos de Grand Slam, más de un centenar de trofeos ATP, más de 1.500 partidos disputados y el cariño de millones de personas en el mundo.


Los números dirán que este partido terminó otorgándole el segundo punto al Team World en un estrecho y disputado duelo, dejando el marcador igualado entre ambos equipos al final de la jornada, pero eso quedará para las estadísticas. Lo más trascendental de este encuentro es la despedida de un grande, que llegó para cambiar la historia de este deporte para siempre, siendo fuente de inspiración de muchos quienes fueron sus rivales en la cancha, y de las nuevas generaciones que crecieron viendo a la leyenda suiza. Más allá de las cifras, los títulos y la cantidad de récords que integran la gigantesca carrera de Roger Federer, existe algo más que no será posible medirlo con números... Su grandeza. Aquella que seguirá siendo eterna y que marcó un antes y un después en la historia del tenis y del deporte mundial. Por eso y por mucho más, sólo queda ponerse de pie y decir: ¡Gracias Roger Federer!






Foto: Glyn Kirk / AFP


78 visualizaciones0 comentarios