Rublev tras su victoria sobre Nadal: "Era irreal estar set y break arriba sobre Rafa en arcilla"




Luego de su enorme triunfo por 6-2 4-6 y 6-2 sobre Rafael Nadal en cuartos de final del Masters 1000 de Monte Carlo, Andrey Rublev dejó una interesante rueda de prensa analizando lo sucedido durante el partido, desde el punto de vista tenístico y mental. A continuación repasamos sus dichos:


Al ser consultado por si esta fue la mejor victoria de su carrera, el ruso analizó la presión que conlleva ser el mejor de la historia en arcilla, como es el caso de Nadal: "Si lo vemos como el jugador, Rafa, que es el mejor en arcilla, de seguro que es una de mis mejores victorias. Pero si lo miramos desde otra manera, cómo se sintió o que de seguro que no estuvo a su mejor nivel hoy, en su posición es difícil cuando la gente espera que siendo el mejor en arcilla, tengas que ganar siempre. No puedes perder en arcilla porque eres el mejor. Debe de ser difícil jugar con esa sensación. Incluso cuando juegas con enormes jugadores como Djokovic, la gente siempre espera que Rafa gane porque es arcilla (...) es increíble cómo maneja todo esto, y por eso es una de las leyendas".


Respecto a la sensación sobre la posibilidad de haber cerrado el partido mucho antes, y cómo le afectó mentalmente la recuperación de Nadal en el segundo set, agregó que "para ser sincero, toda esta situación es extraña. No es real que yo haya estado 6-2 3-1 y tener break points para un segundo quiebre. Probablemente en mi interior entendí que algo iba a cambiar, el partido no podía seguir así. Si esto continuaba, entonces Rafa estaba teniendo el peor día de su vida. Era irreal estar jugando contra Nadal en arcilla y estar set, break y tener puntos para un nuevo quiebre. Entendía que en algún momento, él iba a ser capaz de dar vuelta esta situación y me quebraría de vuelta, y así fue. En mi cabeza, por supuesto que estaba decepcionado. Pero aún así lo aceptaba, y estaba preparado para que pasara esto. Me decía 'Okay, sigue jugando de la misma manera y veamos qué sucede'".


Sobre la misma línea, el ruso hizo énfasis en el lado mental y emocional del juego: "Esta semana he estado controlando muy bien mis emociones, y al final esa es la clave. Especialmente contra Roberto (Bautista Agut), si le mostraba un poco de emoción, ayer seguramente habría perdido. Ayer estaba un break arriba en el tercer set y volvió. Lo mismo hoy contra Rafa, si después del segundo set decía algo o mostraba emociones, de seguro que él ganaba el tercero fácil, 6-2. Estoy muy feliz de haber podido manejar todo eso. Soy una persona muy emocional, puedo ir un día de cero a cien y al siguiente todo lo contrario. Esas cosas aún las tengo que aprender y mejorar, para ser así todos los partidos".


Foto: Associated Press

389 vistas0 comentarios