top of page

¿Cuál será el siguiente?: La larga lista de coaches de Cristian Garin




Pepe Vendrell fue el tercer entrenador que tuvo Cristian Garin (82°) en un año, relación que se vio terminada luego de cinco meses de trabajo, al finalizar el US Open. 'Gago', que lleva nueve años como profesional, ha pasado por una larga lista de coaches de distintas nacionalidades y que lo han llevado a sentar base en distintos lugares del mundo.


Los primeros años

Garin hizo su periodo formativo con la dupla de Marcos Colignon y 'Luchín' Guzmán, y su primer coach 'profesional', cuando aún era un junior en 2012, fue el argentino Guillermo Pérez Roldán. Con él, 'Gago' se consolidó como un tenista juvenil top, sumando sus primeras unidades ATP y debutando en el equipo de Copa Davis de Chile en septiembre de ese año, ante Italia en Nápoles.


A inicios de 2013, Garin realizó su primer cambio: Pasó a entrenar junto a Martín Rodríguez, quien ya tenía en su equipo a Gonzalo Lama y Nicolás Jarry. Con él, el nacional ganó su primer partido ATP en Viña del Mar, además del título de Roland Garros junior. El hoy número dos de Chile, inserto en el Top 400 del mundo, decidió tomar nuevos rumbos y en junio de 2014, y dejó al trasandino en busca de alguien con dedicación exclusiva.


Breves experiencias, y de regreso con Pérez Roldán

Con 18 años, buscó en el también argentino Diego Junqueira, pero que también entrenaba a Juan Mónaco en ese momento. No obstante, la relación no prosperó. Mismo inconveniente vivió con Fernando González. Apenas 18 días lograron trabajar en conjunto en septiembre y octubre de 2014.


Luego de su etapa con el 'Bombardero', Garin volvió a ser dirigido por Guillermo Pérez Roldán, cuyo mejor resultado fue la semifinal del Challenger de Santo Domingo 2015. No obstante, sus resultados fuera de aquel torneo no fueron positivos. En septiembre de ese año, finalizaron su vínculo, con el 'Tanque' en el Top 300, y con un ranking más alto de 229.


Para cerrar el año, Garin tuvo un breve período con Jorge Aguilar, donde compenetraron de gran forma, y con el chileno logrando buenos resultados: Semifinales del Challenger de Buenos Aires, y Cuartos de Final en Montevideo.


España: Javier Duarte y Toni Nadal

2016 arrancó con grandes cambios para el chileno: Garin se radicó en España, inicialmente en Barcelona, donde trabajaría con el coach Javier Duarte, que venía de un exitoso proceso con Pablo Carreño Busta, y ex capitán de Copa Davis campeón en la temporada 2000. El hispano lo hizo bajar a torneos Futures con éxito: Ganó cuatro títulos de la categoría en España, Túnez e Italia. Su actuación más positiva bajo Duarte fue la clasificación al Main Draw del ATP 250 de Ginebra, donde se inclinó en la primera ronda, precisamente, ante Carreño.


Durante ese mismo tiempo, se inauguró la Academia de Rafael Nadal, lo que coincidió con el quiebre en la relación con Duarte. Ahí, el chileno, representado en ese entonces por Goramendi, empresa que maneja también a 'Rafa', se trasladó a Mallorca, donde fue el primer tenista profesional que formaba parte de la institución, liderada por Toni Nadal. Si bien el tío del múltiple campeón de Grand Slams era quien supervisaba el avance de Garin, el nacional viajaba a los torneos con Tomeu Salvá, quien vio cómo el 'Tanque' ganaba su primer título Challenger en Lima, luego de una dolorosa caída en primera ronda de Santiago ante Horacio Zeballos. Así, Gago debutó en el Top 200.


El nacional tuvo un opaco 2017, donde a pesar de alcanzar semifinales en el Challenger de Bangkok a principio de temporada, y su primera clasificación a un Main Draw de Grand Slam en Wimbledon, donde cayó ante Jack Sock en primera ronda. Durante ese tiempo, Joan Bosch, ex-coach de Carlos Moyá, fue quien comenzó a viajar con Garin, pero el nacional cerró su temporada anticipadamente por una lesión en su codo.


Estados Unidos: Horacio Matta y Larry Stefanki

El nacional se trasladó a Estados Unidos para empezar de nuevo en 2018. Sin auspicios y cerca del puesto 400, Garin comenzó a trabajar con el coach chileno Horacio Matta, que anteriormente había entrenado a Fernando González. Durante el mismo tiempo, recibió consejos de Larry Stefanki, mítico coach que llevó a Marcelo Ríos al número uno del mundo, y con quien 'Feña' González alcanzó su mejor nivel. Junto al estadounidense estuvo en el Challenger de Newport Beach, donde llegó a semifinales proveniente de la Qualy.


Los buenos torneos siguieron: Garin alcanzó la final del Challenger de Morelos, semifinales en Le Gosier, venciendo a Stefanos Tsitsipas en el camino, y a pesar de perder sus puntos, dos buenos partidos en Copa Davis ante Argentina. Ya en Europa, el chileno alcanzó la final del Challenger de Lisboa, regresando al Top 200.


El episodio que gatilló el fin de la relación fue Wimbledon: Ahí, Matta lo forzó a ir: "Garin me dijo que no iba a ir a jugar la qualy de Wimbledon porque le dolía el brazo y no sé qué. Estuve 15 minutos gritándole por teléfono, insultándolo, obligándolo a que fuera a Londres. Le dije: irás a Londres y no hay otra alternativa. Lo tuve que insultar, fue sin querer y clasificó. Después de eso, me dijo que yo le gritaba mucho y que ya no quería entrenar más conmigo", comentó el entrenador chileno a La Tercera en 2019.


El 'Gringo' Schneiter, el salto al Top 100 y su mejor tenis

Luego de disputar un par de torneos en solitario, Cristian Garin comenzó a trabajar en Buenos Aires con Andrés Schneiter, ex coach de Nicolás Massú y Paul Capdeville, y que en ese momento estaba también con Juan Ignacio Lóndero. Si bien el primer paso fue en falso, en la Qualy del US Open, los resultados comenzaron a darse rápidamente: Una final en el Challenger de Como, más los títulos en los torneos de Campinas, Santo Domingo y Lima le permitieron al chileno dar un gran salto hacia el Top 100, cerrando la temporada entre los 90 mejores del mundo.


La consolidación en la élite del circuito no tardó en llegar: Tras darle a Chile el paso a las Finales de Copa Davis, el chileno llegó a su primera final ATP en Sao Paulo, cayendo ante Guido Pella y ascendiendo al número uno de Chile, sitial que ocupó por más de tres años. En compañía de Paul Capdeville, 'Gago' ganó su primer título ATP en Houston, luego de derrotar en la definición a Casper Ruud, y demostrando un gran tenis, se impuso en el torneo de Munich, derrotando a grandes jugadores como Diego Schwartzman, Alexander Zverev y Matteo Berrettini.


La pandemia detuvo lo que podría haber sido una promisoria temporada 2020. El nacional añadió a Jorge Aguilar a su staff, y ganó de gran forma los torneos de Córdoba (categoría 250), y Río de Janeiro (categoría 500), antes de ver detenido su avance, en el puesto número 18 del mundo, tras el parón obligado por la pandemia. Tras el retorno del tenis, el chileno alcanzó la semifinal del ATP de Hamburgo, jugando a un buen nivel, y la tercera ronda de Roland Garros, tras lo cual separaron sus caminos.


Franco Davin y las primeras segundas semanas de Grand Slam

A finales de octubre de 2020, Garin optó por cerrar su temporada, ubicado en el Top 20, y durante el mismo tiempo, comenzó a entablar conversaciones con Franco Davin, coach que llevó a Gastón Gaudio y Juan Martín del Potro a ganar títulos de Grand Slam. El chileno empezó a trabajar con él a fines de año, con miras al Australian Open, comenzando en el ATP 250 de Delray Beach, donde sorpresivamente cayó en primera ronda. Luego de ello, anunció que no jugaría Melbourne debido a una lesión en su muñeca. Durante el mismo tiempo, sumó a Luis Lobo, ex coach de Marcelo Ríos, a su staff, ganando con él el ATP 250 de Santiago.


Con Davin se vio un cambio notorio en el juego del chileno, jugando de forma más defensiva y contragolpeando, y parado muy detrás de la cancha en los rallies. No obstante, en los torneos importantes, el nacional cumplía: Octavos de Final en Monte Carlo, Cuartos de Final en Madrid, y por primera vez en su carrera llegó a la segunda semana de torneos de Grand Slam, haciendo Octavos de Final tanto en Roland Garros como Wimbledon.


Una de las decisiones polémicas que tomó con su equipo fue bajarse de los Juegos Olímpicos de Tokio para privilegiar su calendario, apostando escalar posiciones en la gira de arcilla europea post-Wimbledon, lo cual no funcionó. Finalmente, y tras una dolorosa derrota en Copa Davis ante Eslovaquia, Garin optó por separar sus caminos con el chileno, cerrando su año junto a Jorge Aguilar.


La dupla Aguilar - Puerta y Pepe Vendrell en 2022

En noviembre de 2021, Garin decidió comenzar a trabajar con el argentino Mariano Puerta, ex finalista de Roland Garros y que admitió doparse para aquel partido ante Rafael Nadal. Ambos, dirigidos anteriormente por el 'Gringo' Schneiter. El entonces número uno de Chile viajó hasta Australia junto a Aguilar, con quien llegó hasta la tercera ronda. Puerta tomó al nacional en la gira sudamericana, en los torneos de Córdoba, Río y Santiago, con magros resultados, sumado a una lesión que arrastraba desde fines del año pasado. La relación con ambos entrenadores finalizó en marzo.


'Gago' intentó volver con Schneiter, pero la negativa del argentino lo instó a seguir buscando. Hasta que encontró a Pepe Vendrell. El español, que venía de culminar un largo proceso con Roberto Bautista Agut, a quien llevó hasta semifinales de Wimbledon, era la carta elegida por el chileno para retomar el rumbo. Y en su segundo torneo juntos alcanzó semifinales en el ATP 250 de Houston, derrotando a Taylor Fritz en el camino.


Las señales de mejora eran cada vez más notorias: Un Garin mucho más agresivo llegó a Cuartos de Final del Masters 1000 de Roma, y encajó 50 winners en su derrota de tercera ronda de Roland Garros ante Andrey Rublev. El chileno se mostraba contento y creyendo en su nuevo coach, y esto se vio reflejado en un gran Wimbledon, donde llegó a los Cuartos de Final por primera vez en su carrera, lo que fue el punto más alto de su vínculo con el castellonense, pero desde ahí, todo fue en picada.


La molestia que ocasionó no poder sumar unidades, además de una lesión a su muñeca izquierda lo hicieron viajar a Miami a recuperarse, donde no estuvo junto a Vendrell. Con él, estaba Julio Peralta, quien también acompañó a Garin en Wimbledon. El ex doblista chileno viajó con 'Gago' al US Open, con Pepe Vendrell en el 'banquillo', esperando una conversación con él tras finalizar Nueva York, lo cual no ocurrió, finalizando el vínculo con el español durante la segunda semana del torneo.

657 visualizaciones1 comentario

1 Comment


No tiene mente ganadora, así de simple. Le falta picardía. Su servicio es pésimo!!!, a ratos su primer servicio parece segundo, producto de su inseguridad. Schneiter debería ir preparando sus maletas.

Like
bottom of page